Un “MURO VERDE” en Plaza Alvear (Recoleta)

April 24th, 2015 Comments off

Hace 2 semanas se advirtió una construcción en plena Plaza Alvear (comúnmente llamada “Plaza Francia”) en Recoleta: se comenzaron a hincar columnas de hormigón armado para la colocación de un “Muro Verde” de la empresa Green Walls.

Según información recabada en el lugar, se trataba de una estructura sólida de 5m de altura por 6 de ancho aproximadamente, cubierta con variedad de plantas que dibujarían la leyenda “Buenos Aires Ciudad verde”.

El “muro” comprometería las visuales del conjunto de alto valor patrimonial conformado por la plaza, y el conjunto edilicio histórico conformado por la capilla del viejo Asilo “General Viamonte” del Centro Cultural Recoleta, la barranca y la recova.

De manera inmediata Basta de Demoler se comunicó con la Subsecretaría de Uso del Espacio Público para manifestar su preocupación y rechazo a esta iniciativa, por tratarse de un APH (Area de Protección Histórica) y por alterar una zona de alto valor histórico.

Luego de esta comunicación se retiraron las estructuras y se cubrieron los hoyos con césped.

Los muros verdes, que resultan un aporte modesto pero visualmente llamativo al verde de la ciudad, encontrarán seguramente un lugar más adecuado para publicitarse, sin interferir con un paisaje tan valioso y valorado como referencia de los vecinos de Recoleta.

IMG_1068

IMG_1069

MÁS INFORMACIÓN

COMUNICADO DE PRENSA: Poder Ciudadano y FARN apoyan a Basta de Demoler tras la demanda millonaria del Gobierno de la Ciudad

February 20th, 2015 Comments off

COMUNICADO DE PRENSA DE BASTA DE DEMOLER

Poder Ciudadano  y FARN apoyan a Basta de Demoler

 

Las reconocidas instituciones se presentaron como “amigos del tribunal” en apoyo de Basta de Demoler en el expediente de la demanda por “daños y perjuicios” del GCABA.

 

Buenos Aires, 13 de febrero 2015: bajo la figura del “Amicus Curiae” (amigos del tribunal), las organizaciones Poder Ciudadano y Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) se presentaron en la demanda por daños y perjuicios iniciada por el GCBA en apoyo de Basta de Demoler, Santiago Pusso y Sonia Berjman, firmantes del amparo que logró preservar la Plaza Intendente Alvear cuando se pretendía construir allí la estación de Subte Plaza Francia de la Línea H del subte.

La figura del “Amicus” permite la intervención de terceros ajenos a una contienda judicial, aportando argumentos de hecho y de derecho, a efectos de  colaborar con  el tribunal en la solución del litigio.

Varias ONGs, entre ellas Greenpeace, Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), World Monuments Fund, expresaron su preocupación por esta demanda, por considerar que persigue un fin intimidatorio contra personas u organizaciones que recurren a la Justicia en defensa del interés público.

Más información aquí

Demanda por preservar un espacio público:

 

El Gobierno de la Ciudad  presentó una demanda por “daños y perjuicios” por $ 24.000.000 con inhibición de bienes contra la asociación civil “Basta de Demoler”, Santiago Pusso (vicepresidente) y Sonia Berjman, amparistas en la causa judicial que se inició para preservar la Plaza Intendente Alvear en Recoleta (Av. Pueyrredón y Libertador), cuando se pretendía construir la estación de subte “Plaza Francia” en ese terreno.

La demanda recayó en el Fuero Contencioso Administrativo y Tributario N° 6, secretaría 12, a cargo de la jueza Patricia López Vergara. La inhibición de bienes fue rechazada en primera instancia, siendo apelada por el GCABA y posteriormente rechazada nuevamente por la Cámara de Apelaciones.

Gobierno de la Ciudad demanda a Basta de Demoler por defender una plaza histórica

November 20th, 2014 Comments off

El Gobierno de la Ciudad  presentó una demanda por “daños y perjuicios” contra la asociación civil “Basta de Demoler”, Santiago Pusso (vicepresidente) y Sonia Berjman, amparistas en la causa judicial que se inició para detener la destrucción de la Plaza Intendente Alvear en Recoleta (Av. Pueyrredón y Libertador), cuando se pretendía construir la estación de subte “Plaza Francia” en ese terreno.

Según el Gobierno, la intención de los amparistas fue “con el solo propósito de obliterar una obra pública destinada a la prestación de un servicio público”; y que estos procesos obstruccionistas “sólo pueden concebirse en el marco de una acción política que, so pretexto de proteger el medio ambiente, se dirigiera a impedir o entorpecer la gestión de gobierno y las obras dentro de la Plaza Alvear”.

 

“Reclamo de asambleas barriales en defensa del espacio público” (Diario Z)

July 17th, 2015 Comments off

 

Reclamo de asambleas barriales en defensa del espacio público

Más de cuatrocientos vecinos se reunieron anoche en la esquina de Acoyte y Rivadavia en Caballito para reclamar contra la construcción indiscriminada y la pérdida de espacio público.

RECALCULANDO BUENOS AIRES

 

VER NOTA COMPLETA 

Conjunto Art Nouveau en peligro en Caballito (Página12)

July 17th, 2015 Comments off

“Lejos de las obras maestras más conocidas y reconocidas, el Art Nouveau exhibe a metros de Primera Junta una suerte de conjunto de cosas bien pensadas, bien construidas y en peligro.”

VER NOTA COMPLETAArt Nouveau Caballito

“Descontrol edilicio en la Ciudad: alertan por torres de hasta 28 pisos” (Tiempo Argentino)

July 17th, 2015 Comments off

El boom inmobiliario en Capital Federal, que se inició en Caballito y en Flores, genera quejas constantes en Palermo, Belgrano y Coghlan.  En algunas zonas se edifican más de 20 pisos cuando sólo se permiten 9. Leyes laxas y complicidad de funcionarios fomentan la especulación inmobiliaria.

(…)

“La construcción “impermeabiliza” los barrios”

“Osvaldo Guerrica Echevarría, arquitecto y presidente de la Asociación Amigos del Lago de Palermo, alerta que “el auge de la construcción en propiedad horizontal, ya sea entre medianeras o en edificios de perímetro libre (torres), impermeabilizó la mayor parte de la entonces superficie absorbente sobre predios privados con nuevas construcciones”. El especialista recuerda que el Código de Planeamiento Urbano de 1977 indicaba la existencia de un pulmón de manzana absorbente; “pero esta obligación dejó de existir en las zonas más densamente pobladas y desde hace más de 20 años se permite construir sobre planta baja en cada parcela, perdiendo así la permeabilidad en el pulmón de manzana”. A esto se le suma que durante el siglo XX se redujo la cantidad de espacios verdes públicos parquizados en más de 50 hectáreas (de 7 m2/habitante se pasó a menos de 2) y con ello, además del disfrute para la gente, “se constituyó en una sensible pérdida de superficie absorbente”. Guerrica Echevarría recordó que la construcción “implica excavaciones de entre 30 y 40 metros de profundidad que sobrepasan largamente las dos primeras napas de agua. Es a través de estas napas, que los terrenos aún absorbentes acumulan el agua y la envían al estuario. La red de bases de hormigón construidas constituye -subterráneamente- un verdadero dique a la evacuación de las aguas de lluvia retrasando, y muchas veces impidiendo, el escurrimiento”. También las torres acentúan la densificación urbana (cantidad de habitantes por hectárea) en términos impredeciblemente negativos, ya que el aumento de la cantidad de personas va acompañado del aumento en la cantidad de vehículos. “Las cañerías pueden tener mayor diámetro, los cables transportar más voltios, pero las calles no pueden aumentar sus dimensiones.”

VER NOTA COMPLETA

Denuncian que la estatua de Colón tiene daños irreparables (Perfil)

July 14th, 2015 Comments off

Permaneció más de dos años recostada sobre una tarima de madera y se usaron productos no convenientes para su restauración.

(…)

Monumento a Colón dañado

sus condiciones distan de ser las ideales: tras permanecer más de dos años recostadasobre una tarima de madera y de la utilización de productos no convenientes para su restauración, en la figura se pueden observar papeles pegados, marcas de las eslingas que sujetaban a la figura cuando fue bajada de su pedestal, además de diferentes manchas en el dorso.

Eso denuncian los vecinos agrupados en la ONG Basta de Demoler y Marcelo Magadán, un arquitecto especialista en restauración de monumentos históricos. “En el ruedo de la capa y pies de Colón se observan hojas de diario adheridas con un producto que oscurece la superficie del mármol”, señala Magadán a PERFIL. Según el experto, es una clara señal de que se habría empleado alguna resina para consolidar o fijar partes de la obra que alteró la superficie. “Esta situación también se da en la base de la escultura. En ese lugar, además, se percibe que la superficie –antes blanca–, está amarillenta. De acuerdo a los productos empleados, las manchas podrían ser irreversibles”, agrega.

Respecto a las manchas en el dorso de la estatua, por la ubicación relativa de las mismas, coincidirían con los puntos donde el mármol estuvo en contacto con los tacos de madera que sirvieron de apoyo durante casi los dos que permaneció acostada sobre el piso. “Además había otras, de color naranja, en los brazos, producto del roce de las eslingas empleadas en los movimientos”, detalla el arquitecto.

Monumento a Colon Dañado 2

Tanto para el arquitecto como para la ONG Basta de Demoler, que presentó varios amparos para evitar el traslado de la pieza artística de Zocchi, el desguace del conjunto escultórico fue “innecesario”. “Se podría haber restaurado sin haberlo bajado del pedestal donde estaba montado”, asegura el especialista en monumentos. “Ambos monumentos –el de Azurduy y el de Colón– podrían haber convivido en el mismo lugar, pero el objetivo de esta costosa operación era trasladarlo sí o sí”, dice Ana Bas, de Basta de Demoler.

VER NOTA COMPLETA 

CONVENTOS EN RIESGO: Entre el negocio inmobiliario y la fe. (La Nación)

July 14th, 2015 Comments off

Están en lugares codiciados por desarrolladores y constructoras

“Nos vimos cercadas por estos impíos que entraron en tropel. Los recibimos en un profundo silencio. Unos nos apuntaron con los fusiles, otros nos empujaban con las bayonetas sin que ninguna hablara. Afortunadamente un sargento ordenó que se retiraran”, escribe en 1807 la madre superiora de Santa Catalina de Siena luego del asedio de los ingleses.

538929_10150789211611860_1134597890_n

Ese monasterio, como tantos otros de la ciudad, ya no está amenazado por soldados sino por proyectos de construcciones en sus predios. Así lo aseguran vecinos y ONG, para quienes el patrimonio histórico de la Iglesia en Buenos Aires está en peligro. En algunos casos lograron amparos que frenaron las obras, pero en otros, los proyectos avanzan.

A veces, son las mismas congregaciones en problemas económicos las que promueven la venta de edificios y terrenos para aliviar sus finanzas, en momentos en que el precio del metro cuadrado llegó a 4700 dólares en algunas zonas de la Capital.

En medio de la polémica, las constructoras que impulsan los proyectos prometen no demoler “las cosas que son de Dios”.

En Las Victorias, un edificio neogótico de 130 años que ocupa 2600 metros cubiertos frente a la plaza Libertad, la Justicia libró en 2012 una precautelar que paralizó la refacción que se había comenzado en los descascarados dormitorios de los sacerdotes redentoristas. El proyecto, que cuenta con el aval de los curas, contempla hacer cuatro pisos nuevos sobre los tres que ya tiene el edificio.

Vista Las Victorias

“Estaba desmantelando la biblioteca y la iglesia interna, por eso interpusimos un amparo”, advierte María del Carmen Arias Usandivaras, de Basta de Demoler. Ella y los vecinos buscan que no se modifique la parcela de este edificio de la belle époque donado por Magdalena Dorrego de Ortiz Basualdo, donde se casó Jorge Luis Borges.

Por su parte, el padre Marcelo Pomar, impulsor del proyecto, asegura que la paralización de las obras no benefició a nadie. “El inmueble ahora está vacío y con escombros, los cuatro sacerdotes que allí vivían tuvieron que abandonarlo, y el edificio no se puede utilizar para las obras de caridad”, dice.

La construcción iba a ser costeada con la venta de terrenos propios en Córdoba y con la ayuda de donaciones. La intención era alquilar dos pisos para poder solventar obras de beneficencia. La fe no siempre llega al bolsillo y hay una merma en la recaudación dominical.

JUSTIFICACIÓN

Para el ingeniero Luis Perri, socio de Obras y Sistemas SRL, a cargo de la obra, se vieron obligados a comenzar las refacciones, ya que “era una estructura insegura para los propios padres, con cables en mal estado, sin salidas de incendio, techos con goteras, baños rotos, etc. Claramente hay animadversión por parte de la ONG que frenó todo”.

A su vez, en Palermo hay controversia por un terreno de 4000 metros al lado del colegio Don Bosco que vendieron los salesianos. Allí se levantó la cautelar que impedía construir una torre con amenities y shopping. Según los vecinos, el complejo perjudicaría la tranquilidad y el medio ambiente de Palermo.

“No puede ser que de pronto se junte un grupo, te levante una cautelar y frene una obra. Por suerte, la Justicia se expidió ahora a favor nuestro, así que empezamos a trabajar en cualquier momento”, advierte Carlos Spina, gerente comercial de Argencons, a cargo de lo que será Quartier Dorrego.

Torre Shopping de los Salesianos

También en Palermo se impidió la demolición de la fachada contigua a la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, un emblema barrial con dos torres frente a la plaza Güemes. El frente integra el complejo de la Congregación del Verbo Divino Provincia Argentina Sur donde planeaban otra torre con amenities y jardín de infantes privado.

mansilla 3845-798708

Sobre las barrancas de Belgrano, un espacio en altura como los que preferían los monjes, está la vieja Abadía San Benito. Allí vivieron 50 benedictinos que luego se marcharon para alejarse del ruido. En 2006 intentaron levantar un centro médico, pero en la actualidad es patrimonio de la Ciudad y fue utilizado el año pasado para Casa FOA en el marco de un programa de puesta en valor de las iglesias y conventos.

En pleno microcentro, el monasterio Santa Catalina de Siena está catalogado por la World Monuments Fund como “en peligro” junto a otros de Siria y Venecia.

Allí, donde vivieron las primeras monjas de clausura, se evitó una torre de 18 pisos que socavaría la estructura de adobe. Esta joya arquitectónica ofrece visitas guiadas y cuenta con un “barcito” en el patio colonial. Un pequeño cartel sobre San Martín invita al Centro de Atención Espiritual: “En medio del ruido, alguien te escucha”..

VER NOTA COMPLETA

“Un caso de “poder blando”: Un museo de Nueva York con un palacio de particular belleza quiso hacer una torre en el jardín. Una ONG, una protesta y el propio gobierno municipal lo convencieron de buscar otro diseño.” (Página12)

June 23rd, 2015 Comments off

 (…)

“Pero como todos los museos del mundo, de cualquier tipo, el Frick tiene problemas de espacio.

Con lo que hicieron lo obvio, llamar a una firma de arquitectura modernita, Davis Brody Bond, y pedirle un diseño. DBB simplemente eligió un lugar “vacío”, el jardín interno de la residencia, y diseño una torrecita de seis pisos de un modernismo inmitigado, vidrio y hormigón y aceros, de modo de crear “contraste” y evitar toda sospecha de “falso histórico”, lo que parece que ahora te condena a la hoguera. El diseño tenía toda la sanata que acompaña estos errores, desde la necesidad de crear “volúmenes blancos” para exhibir arte hasta la más turística de crear un jardín en altura con vistas a Central Park, que está enfrente. Lo que el estudio obvió es el efecto destructivo de una torre así surgiendo por encima del museo.

Es que la casa Frick es una impecable creación del arquitecto Thomas Hastings, un famoso especialista en residencias de gran elegancia, mejor calidad y estupendo dominio de los lenguajes y las proporciones clásicas. Por lo tanto, la Frick es un edificio más vale horizontal, con entradas y salidas en sus fachadas de piedra París, jardines internos y externos, arquerías y columnatas que hoy resulta un descanso visual en un barrio dominado por varios de los primeros rascacielos residenciales del mundo. Los renders del diseño de BDD hacen pensar en que un gigantesco mueble de archivo, una cajonera, hubiera aterrizado en medio del palacio. Es todavía peor que la extensión de nuestra Facultad de Medicina junto al palacio de la avenida Córdoba. Es como si le construyeron una torre en el jardín al palacio Errázuriz.

Con lo que apenas se conoció el proyecto se formó una ONG, Salvemos al Frick, que desde el inicio contó con nombres de primer orden como el arquitecto Robert Stern, la escultora Maya Lin y nada menos que tres ex directores de la Comisión de Patrimonio de Nueva York. Esto último es clave, porque los ex funcionarios recordaban ciertos documentos relacionados al museo, como su promesa de hace cuarenta años de nunca tocar el jardín interno, diseñado por el británico Russell Page, que fue hecha cuando se permitieron pequeñas modificaciones al edificio en 1977. La ONG fue ganando cada vez más apoyos de grupos como la Fundación del Paisaje Cultural –que hasta encontró un comunicado de prensa del propio Frick anunciando que el jardín era “permanente”– y la Sociedad Municipal de las Artes. La prensa especializada, que en Nueva York no elogia a todo el que le ponga un avisito, fue durísima con la mediocridad del proyecto y la idea de destruir “la joya” del jardín.

Los directivos del Frick prestaron atención porque tenían muy presente el caso de otro museo similar y vecino, el Whitney, que había anunciado hace unos años el proyecto de comprar varias casonas del barrio, semidemolerlas y construir una torres de cristal por atrás. El Whitney estuvo más de un año en tribunales combatiendo amparos y demandas de patrimonialistas y vecinos, una galleta legal costosísima que terminó desalentando la idea. La rendición fue incondicional.

Lo que terminó de convencer al Frick de dar marcha atrás, según The New York Times, fue una serie de charlas informales con la Comisión de Patrimonio. Aquí conviene señalar que esta institución municipal reúne al gobierno de la ciudad, instituciones públicas de arquitectura, patrimonialistas y especialistas en patrimonio cultural, con lo que es una instancia de diálogo en serio y no un par de funcionarios nombrados a dedo, como la nuestra. La Comisión le dio a entender al Frick que el proyecto no iba a ser aprobado y que mejor debía buscar alternativas.

Con lo que el museo anunció que suspendía la idea y que iba a buscar otras maneras de lograr lo que necesita, que es un cincuenta por ciento de espacio extra para exposiciones temporarias y un 24 por ciento más para su acervo de obras de Greco, Degas, Manet y Renoir, entre otras perlitas. Extraoficialmente, el museo admitió que hasta recibió varios memos y dibujos de arquitectos preocupados ofreciendo alternativas que no implicaran algo tan feo y violento como la torre en el jardín. Como no hay apuro –el plan era empezar a construir en 2017– se pueden manejar alternativas que van desde cavar hasta readministrar el espacio actual con más eficiencia.

La lección para los porteños es una de convicción y gentil firmeza completamente ausente en nuestro ineficiente gobierno municipal. Las administraciones anteriores al PRO contestaban “no hay leyes que nos permitan pararlos” con ojos de ternura. Los macristas contestan lo mismo, con ojos duros, de contador de empresa constructora. Que en Nueva York, nada menos que Nueva York, se pueda usar el poder “blando” del estado municipal para detener una barbaridad demuestra que es posible hasta en esta Buenos Aires.”

VER NOTA COMPLETA

Zona liberada: “En Villa Devoto, un truco legal para poder demoler el patrimonio sin siquiera quebrar la ley.” (Página12)

June 23rd, 2015 Comments off

La zona liberada del macrismo

En Villa Devoto, un truco legal para poder demoler el patrimonio sin siquiera quebrar la ley.

La Habana 4285

La Habana al 4200 es una cuadra así, con estas mezclas de lo elegante de antaño y lo guarango de hoy, pero en el 4285 ya falta una pieza, la casa de ladrillo sin techos de la foto. De un vistazo se puede ver que estaba en buen estado, con sus ladrillos limpios y enteros, y hasta el empapelado de las habitaciones claro, pese a la intemperie. Ni el jardín es todavía un yuyal… La sorpresa viena al bajarle la ficha a la casa. En el mapa interactivo de la ciudad se conoce que uno habla de la parcela 13 de la manzana 30 de la sección 83, 450 metros cuadrados en la comuna 11. También se averigua que la zonificación es apenas RIbI, bajita ella, y que es una manzana atípica porque una cercana diagonal la deja de cinco lados.

La sorpresa está en la Base de Areas de Protección Histórica del mismo gobierno porteño: La Habana 4285 no figura. Incrédulo, el curioso busca otras direcciones, pero no las encontrará porque toda la calle La Habana, con sus regios caserones, no figura en la Base, ni siquiera para decir que nada tiene protección.

Esto es muy preocupante, porque puede servir como excusa legal en el trámite para decir que la propiedad no es anterior a 1941, como lo son tantas de esa calle, y por lo tanto nada obsta para poder destruirla por ventanilla. El trámite ya está hecho, evidentemente, porque las ruinas exhiben un correcto cartel del “demoledor” autorizado y hasta la chapita de plástico para poner los stickers de las inspecciones de trabajo. Todo legal, todo fácil para el especulador.

Una manera conceptualmente simple de parar esto es, por un lado, catalogar a libro cerrado todo el catálogo preventivo, dándole fuerza de ley, y por el otro obligar por ley al gobierno porteño a no dejar que destruyan nada que no tenga una ficha de APH. ¿Habrá manera de lograr esto?

VER NOTA COMPLETA

“Una clausura en el microestadio: Los vecinos de Once, reunidos en Manzana 66, lograron clausurar la manzana donde se quiere hacer un estadio para 18.000 personas.” (Página12)

June 23rd, 2015 Comments off

Una clausura en el microestadio

“Los vecinos de Once, reunidos en Manzana 66, lograron clausurar la manzana donde se quiere hacer un estadio para 18.000 personas. Un paso más para frenar una obra de enorme y negativo impacto urbano.”

(…)

“En la base de este lío está la poca preocupación del macrismo en crear cosas perdurables para la ciudad. Esta manzana debería haber sido comprada sin más vueltas por la municipalidad para hacer una plaza, de modo de subir el número de metros verdes de la ciudad, que siguen disminuyendo, aunque se cuenten como verdes espacios simplemente abiertos, aunque pavimentados. La pereza, el desinterés o la simple falta de imaginación del macrismo por estos temas impidió esta solución positiva, con lo que quedamos con un proyecto privado particularmente molesto que arrancó en 2011 con desalojos y cierres de comercios, y la demolición interna de los edificios que los alojaban. De paso, estas demoliciones se hicieron sin la menor traba oficial, pese a que varios eran anteriores a 1941. En un caso, un edificio que sí estaba en el catálogo preventivo fue “reconsiderado” por el CAAP, que le retiró la protección para que lo destruyeran.

La manzana en cuestión está en una zona residencial, de alturas relativamente bajas, a cuatro cuadras de Plaza Once, con un tránsito bastante abrumador y una alta densidad urbana. Un microestadio con capacidad para 18.000 personas crearía picos de transporte de difícil solución, una saturación de coches tirados por todas partes, y un nivel de ruido insoportable, especialmente porque el lugar se usaría para recitales.”

VER NOTA COMPLETA 

Sobre el muro verde en Plaza Intendente Alvear: “Modas, multas y trampas” (Página12)

June 23rd, 2015 Comments off

“Pero sí, según parece, a la propaganda electoral. Es lo que casi pasó en la meneada plaza Intendente Alvear, la que el macrismo insiste en llamar plaza Francia. En esa plaza diseñada por Carlos Thays, protegida por todos lados y la primera inaugurada como plaza “moderna”, verde, hay un prado en el ángulo de Pueyrredón y Libertador. Como es un espacio abierto, el macrismo se pone nervioso, como si le faltara algo, y constantemente está intentando poner algo. Primero fue, como se recordará, la estación del subte H, lo que originó un enorme agujero que tuvo que se tapado por orden judicial. Los macristas se quedaron tan resentidos que hasta le hicieron juicio a Basta de Demoler, culpando al amparista por la decisión de un juez (esta vergüenza autoritaria sigue adelante).

Con el agujero metropolitano tapado, este otoño volvieron a la carga, esta vez con un capricho personal del subsecretario de Espacios Verdes Patricio Di Stefano. La idea era poner un muro verde en medio del verde, una enorme letra B y una enorme letra A, formando el logo de BA verde. Si este cantero vertical, con bases de fuerte hormigón y, por lo tanto, más pozos, hubiera sido pensada para un lugar muerto, cementoso, hasta sería pasable. Pero ponerla en un espacio verde de verdad, en el pasto y entre los árboles, es simplemente surrealista. Hasta llegaron a hacer los pozos, pero por suerte desistieron antes de hacer más estropicios.”

VER NOTA COMPLETA

“Próceres de negro: cuestionan la pintura con que protegen estatuas” (La Nación)

June 21st, 2015 Comments off

El gobierno de la ciudad aplicó una capa de grafito para preservar los monumentos de Urquiza y Alvear, entre otros, del vandalismo, pero algunos expertos consideran que altera el color original

Una de las mejores esculturas de la Argentina, la del Brigadier Carlos María de Alvear del francés Antoine Bourdelle, está pintada de negro. La obra de Recoleta, que según el artista es la mejor de su producción, luce una nueva pátina de grafito oscura que contrasta con el cielo azul. El mismo color oscuro tienen las figuras de La Victoria, La Fuerza, La Libertad y La Elocuencia que circundan al patriota montado a caballo atrás del Palais de Glace.

Proceres pintados de negro

La intervención sobre el conjunto escultórico, traído del Musee Bourdelle de París, tiene como objetivo disimular los grafitis y ataques vandálicos a los que está permanentemente sometido.

Lo mismo sucede con el ahora ennegrecido General Urquiza de Rocha y Baldi, en Figueroa Alcorta y Sarmiento, y con el Simón Bolívar de José Fioravanti, en Parque Rivadavia. Muchas esculturas de los patriotas están teñidas de negro, hecho que “les da dureza e uniformidad” dicen los detractores, quienes encendieron una polémica con el gobierno de la ciudad, a cargo de las restauraciones.

Por un lado están la Academia Nacional de Bellas Artes y los expertos de Monumentos y Obras de la ciudad (MOA), para lo que este método es el correcto para cubrir vandalismos. Bronceros especializados y ONG, sin embargo, prefieren el color característico de la pátina natural del bronce desgastado.

“Los monumentos no se pintan. La escultura en bronce es generosa por las posibilidades de color que da su oxidación. Es el artista el que decide la pátina eligiendo los ácidos con los que se trata la escultura. En Europa se les hace un permanente servicio de mantenimiento. Un trabajo de restauración lleva una semana, pero si pinto y tapo la mancha, son dos días”, asegura Ricardo Buchhass, cuarta generación de fundidores de bronce, quienes tuvieron a cargo el Monumento a la Bandera rosarino y al General San Martín ubicado en la plaza que lleva su nombre, entre muchas otras esculturas de artistas emblemáticos.

Por su parte, los vecinos de Fundación Ciudad elevaron un pedido de informe a las autoridades respecto del método consistente en primero hidrolavar y luego, aplicar grafito: “El gobierno nos escuchó y nos recibió muy bien. Igual seguimos preocupados con lo que le pasó al monumento a Alvear”, asegura Mora Arauz en sintonía con el Centro de Restauraciones de Roma, que indica que no se deben utilizar este tipo de máquinas ya que “son discontinuas y crean presión sobre el metal pudiendo causar daños”.

(…)

VER NOTA COMPLETA