Archive

Archive for junio, 2015

“Un caso de a�?poder blandoa�?: Un museo de Nueva York con un palacio de particular belleza quiso hacer una torre en el jardA�n. Una ONG, una protesta y el propio gobierno municipal lo convencieron de buscar otro diseA�o.” (PA?gina12)

junio 23rd, 2015 Comments off

Pletal cheap

A�(…)

“Pero como todos los museos del mundo, de cualquier tipo, el Frick tiene problemas de espacio.

Con lo que hicieron lo obvio, llamar a una firma de arquitectura modernita, Davis Brody Bond, y pedirle un diseA�o. DBB simplemente eligiA? un lugar a�?vacA�oa�?, el jardA�n interno de la residencia, y diseA�o una torrecita de seis pisos de un modernismo inmitigado, vidrio y hormigA?n y aceros, de modo de crear a�?contrastea�? y evitar toda sospecha de a�?falso histA?ricoa�?, lo que parece que ahora te condena a la hoguera. El diseA�o tenA�a toda la sanata que acompaA�a estos errores, desde la necesidad de crear a�?volA?menes blancosa�? para exhibir arte hasta la mA?s turA�stica de crear un jardA�n en altura con vistas a Central Park, que estA? enfrente. Lo que el estudio obviA? es el efecto destructivo de una torre asA� surgiendo por encima del museo.

Es que la casa Frick es una impecable creaciA?n del arquitecto Thomas Hastings, un famoso especialista en residencias de gran elegancia, mejor calidad y estupendo dominio de los lenguajes y las proporciones clA?sicas. Por lo tanto, la Frick es un edificio mA?s vale horizontal, con entradas y salidas en sus fachadas de piedra ParA�s, jardines internos y externos, arquerA�as y columnatas que hoy resulta un descanso visual en un barrio dominado por varios de los primeros rascacielos residenciales del mundo. Los renders del diseA�o de BDD hacen pensar en que un gigantesco mueble de archivo, una cajonera, hubiera aterrizado en medio del palacio. Es todavA�a peor que la extensiA?n de nuestra Facultad de Medicina junto al palacio de la avenida CA?rdoba. Es como si le construyeron una torre en el jardA�n al palacio ErrA?zuriz.

Con lo que apenas se conociA? el proyecto se formA? una ONG, Salvemos al Frick, que desde el inicio contA? con nombres de primer orden como el arquitecto Robert Stern, la escultora Maya Lin y nada menos que tres ex directores de la ComisiA?n de Patrimonio de Nueva York. Esto A?ltimo es clave, porque los ex funcionarios recordaban ciertos documentos relacionados al museo, como su promesa de hace cuarenta aA�os de nunca tocar el jardA�n interno, diseA�ado por el britA?nico Russell Page, que fue hecha cuando se permitieron pequeA�as modificaciones al edificio en 1977. La ONG fue ganando cada vez mA?s apoyos de grupos como la FundaciA?n del Paisaje Cultural a��que hasta encontrA? un comunicado de prensa del propio Frick anunciando que el jardA�n era a�?permanentea�?a�� y la Sociedad Municipal de las Artes. La prensa especializada, que en Nueva York no elogia a todo el que le ponga un avisito, fue durA�sima con la mediocridad del proyecto y la idea de destruir a�?la joyaa�? del jardA�n.

Los directivos del Frick prestaron atenciA?n porque tenA�an muy presente el caso de otro museo similar y vecino, el Whitney, que habA�a anunciado hace unos aA�os el proyecto de comprar varias casonas del barrio, semidemolerlas y construir una torres de cristal por atrA?s. El Whitney estuvo mA?s de un aA�o en tribunales combatiendo amparos y demandas de patrimonialistas y vecinos, una galleta legal costosA�sima que terminA? desalentando la idea. La rendiciA?n fue incondicional.

Lo que terminA? de convencer al Frick de dar marcha atrA?s, segA?n The New York Times, fue una serie de charlas informales con la ComisiA?n de Patrimonio. AquA� conviene seA�alar que esta instituciA?n municipal reA?ne al gobierno de la ciudad, instituciones pA?blicas de arquitectura, patrimonialistas y especialistas en patrimonio cultural, con lo que es una instancia de diA?logo en serio y no un par de funcionarios nombrados a dedo, como la nuestra. La ComisiA?n le dio a entender al Frick que el proyecto no iba a ser aprobado y que mejor debA�a buscar alternativas.

Con lo que el museo anunciA? que suspendA�a la idea y que iba a buscar otras maneras de lograr lo que necesita, que es un cincuenta por ciento de espacio extra para exposiciones temporarias y un 24 por ciento mA?s para su acervo de obras de Greco, Degas, Manet y Renoir, entre otras perlitas. Extraoficialmente, el museo admitiA? que hasta recibiA? varios memos y dibujos de arquitectos preocupados ofreciendo alternativas que no implicaran algo tan feo y violento como la torre en el jardA�n. Como no hay apuro a��el plan era empezar a construir en 2017a�� se pueden manejar alternativas que van desde cavar hasta readministrar el espacio actual con mA?s eficiencia.

La lecciA?n para los porteA�os es una de convicciA?n y gentil firmeza completamente ausente en nuestro ineficiente gobierno municipal. Las administraciones anteriores al PRO contestaban a�?no hay leyes que nos permitan pararlosa�? con ojos de ternura. Los macristas contestan lo mismo, con ojos duros, de contador de empresa constructora. Que en Nueva York, nada menos que Nueva York, se pueda usar el poder a�?blandoa�? del estado municipal para detener una barbaridad demuestra que es posible hasta en esta Buenos Aires.”

VER NOTA COMPLETA

Zona liberada: “En Villa Devoto, un truco legal para poder demoler el patrimonio sin siquiera quebrar la ley.” (PA?gina12)

junio 23rd, 2015 Comments off

La zona liberada del macrismo

En Villa Devoto, un truco legal para poder demoler el patrimonio sin siquiera quebrar la ley.

La Habana 4285

La Habana al 4200 es una cuadra asA�, con estas mezclas de lo elegante de antaA�o y lo guarango de hoy, pero en el 4285 ya falta una pieza, la casa de ladrillo sin techos de la foto. De un vistazo se puede ver que estaba en buen estado, con sus ladrillos limpios y enteros, y hasta el empapelado de las habitaciones claro, pese a la intemperie. Ni el jardA�n es todavA�a un yuyal… La sorpresa viena al bajarle la ficha a la casa. En el mapa interactivo de la ciudad se conoce que uno habla de la parcela 13 de la manzana 30 de la secciA?n 83, 450 metros cuadrados en la comuna 11. TambiA�n se averigua que la zonificaciA?n es apenas RIbI, bajita ella, y que es una manzana atA�pica porque una cercana diagonal la deja de cinco lados.

La sorpresa estA? en la Base de Areas de ProtecciA?n HistA?rica del mismo gobierno porteA�o: La Habana 4285 no figura. IncrA�dulo, el curioso busca otras direcciones, pero no las encontrarA? porque toda la calle La Habana, con sus regios caserones, no figura en la Base, ni siquiera para decir que nada tiene protecciA?n.

Esto es muy preocupante, porque puede servir como excusa legal en el trA?mite para decir que la propiedad no es anterior a 1941, como lo son tantas de esa calle, y por lo tanto nada obsta para poder destruirla por ventanilla. El trA?mite ya estA? hecho, evidentemente, porque las ruinas exhiben un correcto cartel del a�?demoledora�? autorizado y hasta la chapita de plA?stico para poner los stickers de las inspecciones de trabajo. Todo legal, todo fA?cil para el especulador.

Una manera conceptualmente simple de parar esto es, por un lado, catalogar a libro cerrado todo el catA?logo preventivo, dA?ndole fuerza de ley, y por el otro obligar por ley al gobierno porteA�o a no dejar que destruyan nada que no tenga una ficha de APH. A?HabrA? manera de lograr esto?

VER NOTA COMPLETA

“Una clausura en el microestadio: Los vecinos de Once, reunidos en Manzana 66, lograron clausurar la manzana donde se quiere hacer un estadio para 18.000 personas.” (PA?gina12)

junio 23rd, 2015 Comments off

Una clausura en el microestadio

“Los vecinos de Once, reunidos en Manzana 66, lograron clausurar la manzana donde se quiere hacer un estadio para 18.000 personas. Un paso mA?s para frenar una obra de enorme y negativo impacto urbano.”

(…)

“En la base de este lA�o estA? la poca preocupaciA?n del macrismo en crear cosas perdurables para la ciudad. Esta manzana deberA�a haber sido comprada sin mA?s vueltas por la municipalidad para hacer una plaza, de modo de subir el nA?mero de metros verdes de la ciudad, que siguen disminuyendo, aunque se cuenten como verdes espacios simplemente abiertos, aunque pavimentados. La pereza, el desinterA�s o la simple falta de imaginaciA?n del macrismo por estos temas impidiA? esta soluciA?n positiva, con lo que quedamos con un proyecto privado particularmente molesto que arrancA? en 2011 con desalojos y cierres de comercios, y la demoliciA?n interna de los edificios que los alojaban. De paso, estas demoliciones se hicieron sin la menor traba oficial, pese a que varios eran anteriores a 1941. En un caso, un edificio que sA� estaba en el catA?logo preventivo fue a�?reconsideradoa�? por el CAAP, que le retirA? la protecciA?n para que lo destruyeran.

La manzana en cuestiA?n estA? en una zona residencial, de alturas relativamente bajas, a cuatro cuadras de Plaza Once, con un trA?nsito bastante abrumador y una alta densidad urbana. Un microestadio con capacidad para 18.000 personas crearA�a picos de transporte de difA�cil soluciA?n, una saturaciA?n de coches tirados por todas partes, y un nivel de ruido insoportable, especialmente porque el lugar se usarA�a para recitales.”

Augmentin best price

VER NOTA COMPLETAA�

Sobre el muro verde en Plaza Intendente Alvear: “Modas, multas y trampas” (PA?gina12)

junio 23rd, 2015 Comments off

“Pero sA�, segA?n parece, a la propaganda electoral. Es lo que casi pasA? en la meneada plaza Intendente Alvear, la que el macrismo insiste en llamar plaza Francia. En esa plaza diseA�ada por Carlos Thays, protegida por todos lados y la primera inaugurada como plaza a�?modernaa�?, verde, hay un prado en el A?ngulo de PueyrredA?n y Libertador. Como es un espacio abierto, el macrismo se pone nervioso, como si le faltara algo, y constantemente estA? intentando poner algo. Primero fue, como se recordarA?, la estaciA?n del subte H, lo que originA? un enorme agujero que tuvo que se tapado por orden judicial. Los macristas se quedaron tan resentidos que hasta le hicieron juicio a Basta de Demoler, culpando al amparista por la decisiA?n de un juez (esta vergA?enza autoritaria sigue adelante).

Con el agujero metropolitano tapado, este otoA�o volvieron a la carga, esta vez con un capricho personal del subsecretario de Espacios Verdes Patricio Di Stefano. La idea era poner un muro verde en medio del verde, una enorme letra B y una enorme letra A, formando el logo de BA verde. Si este cantero vertical, con bases de fuerte hormigA?n y, por lo tanto, mA?s pozos, hubiera sido pensada para un lugar muerto, cementoso, hasta serA�a pasable. Pero ponerla en un espacio verde de verdad, en el pasto y entre los A?rboles, es simplemente surrealista. Hasta llegaron a hacer los pozos, pero por suerte desistieron antes de hacer mA?s estropicios.”

VER NOTA COMPLETA

“PrA?ceres de negro: cuestionan la pintura con que protegen estatuas” (La NaciA?n)

junio 21st, 2015 Comments off

El gobierno de la ciudad aplicA? una capa de grafito para preservar los monumentos de Urquiza y Alvear, entre otros, del vandalismo, pero algunos expertos consideran que altera el color original

Una de las mejores esculturas de la Argentina, la del Brigadier Carlos MarA�a de Alvear del francA�s Antoine Bourdelle, estA? pintada de negro. La obra de Recoleta, que segA?n el artista es la mejor de su producciA?n, luce una nueva pA?tina de grafito oscura que contrasta con el cielo azul. El mismo color oscuro tienen las figuras de La Victoria, La Fuerza, La Libertad y La Elocuencia que circundan al patriota montado a caballo atrA?s del Palais de Glace.

Proceres pintados de negro

La intervenciA?n sobre el conjunto escultA?rico, traA�do del Musee Bourdelle de ParA�s, tiene como objetivo disimular los grafitis y ataques vandA?licos a los que estA? permanentemente sometido.

Lo mismo sucede con el ahora ennegrecido General Urquiza de Rocha y Baldi, en Figueroa Alcorta y Sarmiento, y con el SimA?n BolA�var de JosA� Fioravanti, en Parque Rivadavia. Muchas esculturas de los patriotas estA?n teA�idas de negro, hecho que “les da dureza e uniformidad” dicen los detractores, quienes encendieron una polA�mica con el gobierno de la ciudad, a cargo de las restauraciones.

Por un lado estA?n la Academia Nacional de Bellas Artes y los expertos de Monumentos y Obras de la ciudad (MOA), para lo que este mA�todo es el correcto para cubrir vandalismos. Bronceros especializados y ONG, sin embargo, prefieren el color caracterA�stico de la pA?tina natural del bronce desgastado.

“Los monumentos no se pintan. La escultura en bronce es generosa por las posibilidades de color que da su oxidaciA?n. Es el artista el que decide la pA?tina eligiendo los A?cidos con los que se trata la escultura. En Europa se les hace un permanente servicio de mantenimiento. Un trabajo de restauraciA?n lleva una semana, pero si pinto y tapo la mancha, son dos dA�as”, asegura Ricardo Buchhass, cuarta generaciA?n de fundidores de bronce, quienes tuvieron a cargo el Monumento a la Bandera rosarino y al General San MartA�n ubicado en la plaza que lleva su nombre, entre muchas otras esculturas de artistas emblemA?ticos.

Purchase rocaltrol manufacturer

Por su parte, los vecinos de FundaciA?n Ciudad elevaron un pedido de informe a las autoridades respecto del mA�todo consistente en primero hidrolavar y luego, aplicar grafito: “El gobierno nos escuchA? y nos recibiA? muy bien. Igual seguimos preocupados con lo que le pasA? al monumento a Alvear”, asegura Mora Arauz en sintonA�a con el Centro de Restauraciones de Roma, que indica que no se deben utilizar este tipo de mA?quinas ya que “son discontinuas y crean presiA?n sobre el metal pudiendo causar daA�os”.

(…)

VER NOTA COMPLETA