Archive

Archive for julio, 2015

“Reclamo de asambleas barriales en defensa del espacio pA?blico” (Diario Z)

julio 17th, 2015 Comments off

 

Reclamo de asambleas barriales en defensa del espacio pA?blico

MA?s de cuatrocientos vecinos se reunieron anoche en la esquina de Acoyte y Rivadavia en Caballito para reclamar contra la construcciA?n indiscriminada y la pA�rdida de espacio pA?blico.

Amitriptyline purchase RECALCULANDO BUENOS AIRES

 

VER NOTA COMPLETAA�

Conjunto Art Nouveau en peligro en Caballito (PA?gina12)

julio 17th, 2015 Comments off

“Lejos de las obras maestras mA?s conocidas y reconocidas, el Art Nouveau exhibe a metros de Primera Junta una suerte de conjunto de cosas bien pensadas, bien construidas y en peligro.”

VER NOTA COMPLETA Buy generic anafranil online Art Nouveau Caballito

“Descontrol edilicio en la Ciudad: alertan por torres de hasta 28 pisos” (Tiempo Argentino)

julio 17th, 2015 Comments off

El boom inmobiliario en Capital Federal, que se iniciA? en Caballito y en Flores, genera quejas constantes en Palermo, Belgrano y Coghlan. A�En algunas zonas se edifican mA?s de 20 pisos cuando sA?lo se permiten 9. Leyes laxas y complicidad de funcionarios fomentan la especulaciA?n inmobiliaria.

(…)

“La construcciA?n “impermeabiliza” los barrios”

“Osvaldo Guerrica EchevarrA�a, arquitecto y presidente de la AsociaciA?n Amigos del Lago de Palermo, alerta que “el auge de la construcciA?n en propiedad horizontal, ya sea entre medianeras o en edificios de perA�metro libre (torres), impermeabilizA? la mayor parte de la entonces superficie absorbente sobre predios privados con nuevas construcciones”. El especialista recuerda que el CA?digo de Planeamiento Urbano de 1977 indicaba la existencia de un pulmA?n de manzana absorbente; “pero esta obligaciA?n dejA? de existir en las zonas mA?s densamente pobladas y desde hace mA?s de 20 aA�os se permite construir sobre planta baja en cada parcela, perdiendo asA� la permeabilidad en el pulmA?n de manzana”. A esto se le suma que durante el siglo XX se redujo la cantidad de espacios verdes pA?blicos parquizados en mA?s de 50 hectA?reas (de 7 m2/habitante se pasA? a menos de 2) y con ello, ademA?s del disfrute para la gente, “se constituyA? en una sensible pA�rdida de superficie absorbente”. Guerrica EchevarrA�a recordA? que la construcciA?n “implica excavaciones de entre 30 y 40 metros de profundidad que sobrepasan largamente las dos primeras napas de agua. Es a travA�s de estas napas, que los terrenos aA?n absorbentes acumulan el agua y la envA�an al estuario. La red de bases de hormigA?n construidas constituye -subterrA?neamente- un verdadero dique a la evacuaciA?n de las aguas de lluvia retrasando, y muchas veces impidiendo, el escurrimiento”. TambiA�n las torres acentA?an la densificaciA?n urbana (cantidad de habitantes por hectA?rea) en tA�rminos impredeciblemente negativos, ya que el aumento de la cantidad de personas va acompaA�ado del aumento en la cantidad de vehA�culos. “Las caA�erA�as pueden tener mayor diA?metro, los cables transportar mA?s voltios, pero las calles no pueden aumentar sus dimensiones.”

VER NOTA COMPLETA Avana online dictionary

Denuncian que la estatua de ColA?n tiene daA�os irreparables (Perfil)

julio 14th, 2015 Comments off

PermaneciA? mA?s de dos aA�osA�recostadaA�sobre una tarima de madera y se usaron productos no convenientes para su restauraciA?n.

(…)

Monumento a ColA?n daA�ado

YA�sus condiciones distan de ser las ideales: trasA�permanecer mA?s de dos aA�os recostadasobre una tarima de madera y de la utilizaciA?n de productos no convenientes para su restauraciA?n, en la figura se pueden observar papeles pegados, marcas de las eslingas que sujetaban a la figura cuando fue bajada de su pedestal, ademA?s de diferentes manchas en el dorso.

Eso denuncian los vecinos agrupados en la ONG Basta de Demoler y Marcelo MagadA?n, un arquitecto especialista en restauraciA?n de monumentos histA?ricos. a�?En el ruedo de la capa y pies de ColA?n se observan hojas de diario adheridas con un producto que oscurece la superficie del mA?rmola�?, seA�ala MagadA?n aA�PERFIL. SegA?n el experto, es una clara seA�al de que se habrA�a empleado alguna resina para consolidar o fijar partes de la obra que alterA? la superficie. a�?Esta situaciA?n tambiA�n se da en la base de la escultura. En ese lugar, ademA?s, se percibe que la superficie a��antes blancaa��, estA? amarillenta.A�De acuerdo a los productos empleados, las manchas podrA�an ser irreversiblesa�?, agrega.

Respecto a las manchas en el dorso de la estatua, por la ubicaciA?n relativa de las mismas, coincidirA�an con los puntos donde el mA?rmol estuvo en contacto con los tacos de madera que sirvieron de apoyo durante casi los dos que permaneciA? acostada sobre el piso. a�?AdemA?s habA�a otras, de color naranja, en los brazos, producto del roce de las eslingas empleadas en los movimientosa�?, detalla el arquitecto.

Monumento a Colon DaA�ado 2

Tanto para el arquitecto como para la ONG Basta de Demoler, que presentA? varios amparos para evitar el traslado de la pieza artA�stica de Zocchi, el desguace del conjunto escultA?rico fue a�?innecesarioa�?. a�?Se podrA�a haber restaurado sin haberlo bajado del pedestal donde estaba montadoa�?, asegura el especialista en monumentos. a�?Ambos monumentos a��el de Azurduy y el de ColA?na�� podrA�an haber convivido en el mismo lugar, pero el objetivo de esta costosa operaciA?n era trasladarlo sA� o sA�a�?, dice Ana Bas, de Basta de Demoler.

Buying atrovent online VER NOTA COMPLETAA�

CONVENTOS EN RIESGO: Entre el negocio inmobiliario y la fe. (La NaciA?n)

julio 14th, 2015 Comments off

EstA?n en lugares codiciados por desarrolladores y constructoras

“Nos vimos cercadas por estos impA�os que entraron en tropel. Los recibimos en un profundo silencio. Unos nos apuntaron con los fusiles, otros nos empujaban con las bayonetas sin que ninguna hablara. Afortunadamente un sargento ordenA? que se retiraran”, escribe en 1807 la madre superiora de Santa Catalina de Siena luego del asedio de los ingleses.

538929_10150789211611860_1134597890_n

Ese monasterio, como tantos otros de la ciudad, ya no estA? amenazado por soldados sino por proyectos de construcciones en sus predios. AsA� lo aseguran vecinos y ONG, para quienes el patrimonio histA?rico de la Iglesia en Buenos Aires estA? en peligro. En algunos casos lograron amparos que frenaron las obras, pero en otros, los proyectos avanzan.

A veces, son las mismas congregaciones en problemas econA?micos las que promueven la venta de edificios y terrenos para aliviar sus finanzas, en momentos en que el precio del metro cuadrado llegA? a 4700 dA?lares en algunas zonas de la Capital.

En medio de la polA�mica, las constructoras que impulsan los proyectos prometen no demoler “las cosas que son de Dios”.

Buy finpecia 1mg En Las Victorias, un edificio neogA?tico de 130 aA�os que ocupa 2600 metros cubiertos frente a la plaza Libertad, la Justicia librA? en 2012 una precautelar que paralizA? la refacciA?n que se habA�a comenzado en los descascarados dormitorios de los sacerdotes redentoristas. El proyecto, que cuenta con el aval de los curas, contempla hacer cuatro pisos nuevos sobre los tres que ya tiene el edificio.

Vista Las Victorias

“Estaba desmantelando la biblioteca y la iglesia interna, por eso interpusimos un amparo”, advierte MarA�a del Carmen Arias Usandivaras, de Basta de Demoler. Ella y los vecinos buscan que no se modifique la parcela de este edificio de la belle A�poque donado por Magdalena Dorrego de Ortiz Basualdo, donde se casA? Jorge Luis Borges.

Por su parte, el padre Marcelo Pomar, impulsor del proyecto, asegura que la paralizaciA?n de las obras no beneficiA? a nadie. “El inmueble ahora estA? vacA�o y con escombros, los cuatro sacerdotes que allA� vivA�an tuvieron que abandonarlo, y el edificio no se puede utilizar para las obras de caridad”, dice.

La construcciA?n iba a ser costeada con la venta de terrenos propios en CA?rdoba y con la ayuda de donaciones. La intenciA?n era alquilar dos pisos para poder solventar obras de beneficencia. La fe no siempre llega al bolsillo y hay una merma en la recaudaciA?n dominical.

JUSTIFICACIA�N

Para el ingeniero Luis Perri, socio de Obras y Sistemas SRL, a cargo de la obra, se vieron obligados a comenzar las refacciones, ya que “era una estructura insegura para los propios padres, con cables en mal estado, sin salidas de incendio, techos con goteras, baA�os rotos, etc. Claramente hay animadversiA?n por parte de la ONG que frenA? todo”.

A su vez, en Palermo hay controversia por un terreno de 4000 metros al lado del colegio Don Bosco que vendieron los salesianos. AllA� se levantA? la cautelar que impedA�a construir una torre con amenities y shopping. SegA?n los vecinos, el complejo perjudicarA�a la tranquilidad y el medio ambiente de Palermo.

“No puede ser que de pronto se junte un grupo, te levante una cautelar y frene una obra. Por suerte, la Justicia se expidiA? ahora a favor nuestro, asA� que empezamos a trabajar en cualquier momento”, advierte Carlos Spina, gerente comercial de Argencons, a cargo de lo que serA? Quartier Dorrego.

Torre Shopping de los Salesianos

TambiA�n en Palermo se impidiA? la demoliciA?n de la fachada contigua a la parroquia Nuestra SeA�ora de Guadalupe, un emblema barrial con dos torres frente a la plaza GA?emes. El frente integra el complejo de la CongregaciA?n del Verbo Divino Provincia Argentina Sur donde planeaban otra torre con amenities y jardA�n de infantes privado.

mansilla 3845-798708

Sobre las barrancas de Belgrano, un espacio en altura como los que preferA�an los monjes, estA? la vieja AbadA�a San Benito. AllA� vivieron 50 benedictinos que luego se marcharon para alejarse del ruido. En 2006 intentaron levantar un centro mA�dico, pero en la actualidad es patrimonio de la Ciudad y fue utilizado el aA�o pasado para Casa FOA en el marco de un programa de puesta en valor de las iglesias y conventos.

En pleno microcentro, el monasterio Santa Catalina de Siena estA? catalogado por la World Monuments Fund como “en peligro” junto a otros de Siria y Venecia.

AllA�, donde vivieron las primeras monjas de clausura, se evitA? una torre de 18 pisos que socavarA�a la estructura de adobe. Esta joya arquitectA?nica ofrece visitas guiadas y cuenta con un “barcito” en el patio colonial. Un pequeA�o cartel sobre San MartA�n invita al Centro de AtenciA?n Espiritual: “En medio del ruido, alguien te escucha”..

VER NOTA COMPLETA