Archive

Archive for the ‘Ley 449, de Código de Planeamiento Urbano’ Category

Nota sobre las irregularidades en demoliciones de Junín al 1400; “El de Alsogaray también” (Página12)

March 15th, 2015 Comments off

Hay calles que parecen malditas, ya sea por sus problemas o por sus ventajas. Parece ser el caso de la calle Junín, que en su cuadra del 1400 desarrolló un imán para los especuladores inmobiliarios. A esa altura, tranquila y residencial aunque con mucho tránsito, la pobre Junín ya había perdido un petit hotel, demolido ilegalmente para construir un edificio penoso en su falta de toda idea arquitectónica. Ahora está perdiendo otro petit hotel, este notorio, porque en el 1435 vivía nada menos que María Julia Alsogaray, y ése era el hogar que venía preparando para cuando dejara de ser multifuncionaria polirrubro del menemismo.

El 1435 fue legendariamente remodelado con los niveles más exigentes y bastaba echarle una ojeada para entender su vastedad como vivienda de una persona sola: dos pisos principales, uno de servicios y garage en la planta baja, un tercero con un gran balcón-terraza en retiro a la calle. La obra se paró cuando Alsogaray fue procesada y luego condenada por corrupción, y fue rematado judicialmente en 2009 por una buena cifra, 3.584.000 pesos, un par de millones por debajo de lo que hubiera costado por inmobiliaria, pero en fin.

Quien pase ahora por la cuadra lo verá tapado por andamios, en plena demolición. Basta de Demoler se movilizó por el caso y descubrió que, para variar, el gobierno porteño hizo lo suyo para facilitarle la tarea al especulador de turno. La confusión arranca cuando alguien busca en la base de datos de la propia Ciudad la ficha catastral de Junín 1435, y se encuentra con que según el gobierno macrista no existe tal dirección. Como para compensar, sí hay dos fichas para Junín 1445. Una de esas fichas, con el número de puerta 1445, habla de la sección 11, manzana 058 y parcela 018. Esa es la buena, porque en esa dirección hay un edificio de renta con ese número de chapa. Pero los datos están falseados, porque dice que el edificio tiene una protección cautelar del catálogo preventivo.

La otra ficha con el 1445 es la del 1435 de la vida real, el de la misma sección 11, la misma manzana 058 pero la parcela 019. Ahí está hasta la fotito del petit hotel y la advertencia, bajo “Protección, estado de trámite” de que el edificio fue desestimado por el inefable Consejo Asesor en Asuntos Patrimoniales, el CAAP, que tan poco hace por el patrimonio local. A quien conozca el ente no le extrañará que “desestime” una casa francesa de frente impecablemente conservado, con todas sus molduras y balustres, sus herrerías, celosía y amplio portón de madera en su lugar.

¿O será que se confundieron con el 1445 de la otra ficha, que dice que sí está catalogado? ¿Y pensaron que el petit hotel era el edificio más nuevo?

Para más confusión, resulta que el CAAP ni debería haber sido consultado, porque el petit hotel del 1435 tiene su protección independiente, en la ley que protege esa tipología en el barrio de Recoleta. Esta ley fue impulsada por Teresa de Anchorena, por entonces legisladora y presidente de la Comisión de Patrimonio, creada por ella misma. De ninguna manera esa ley indica que el CAAP debe ser consultado porque simplemente cataloga un grupo de petit hoteles.

Para complicar todavía más las cosas, resulta que en la puerta de la obra figura un permiso de demolición total con el número 17.617.923/14 (la enormidad del número da una idea de cuánto perdió nuestra ciudad). Pues resulta que ese permiso no aparece por ninguna parte en los registros públicos de la Dirección General de Registro de Obras y Catastro.

No es la primera vez que este tipo de escamoteos burocráticos y confusiones terminan en la pérdida de un edificio. Ni siquiera en esta cuadra: con el mismo mecanismo de consultar al CAAP cuando no corresponde, a pocos metros del petit hotel de Alsogaray se cargaron otro que tenía una cautelar. Los nuevos dueños contrataron a un gestor que logró que ni siquiera tuvieran que preservar el frente. El gestor le hizo juicio por calumnias a este suplemento cuando se publicó la historia.

Frenan la obra de Torre Quartier Colegiales: “Un amparo contra la fantasía burocrática” (Página12)

March 15th, 2015 Comments off

En pleno Colegiales yace clausurada una obra con alturas y usos prohibidos, pero autorizada por el macrismo. Un caso en el que la Justicia y los vecinos ponen orden.

En la esquina de Dorrego y Amenábar hay tres lindos bares y una obra en construcción, bastante tránsito, una mezcla de casas patrimoniales y edificios olvidables pero nuevos, bastantes árboles y una población local que se renueva. Menos visible, hay un caso notable de movilización vecinal contra un edificio, el de la obra de la esquina, que ya resultó en un amparo, una clausura y una confirmación de la Cámara porteña de lo actuado. El caso es notable por el truco burocrático utilizado por los especuladores para hacer un edificio enorme y con usos no autorizados para el barrio. Y también por la fuerza con que los vecinos siguen el caso, lo que incluye una masiva juntada de firmas a través del sitio Change.org.

Colegiales es un barrio en transformación, que recibió inversiones del macrismo, siempre atento a eso de crear “movidas” que generen negocios inmobiliarios. Como de este tema sí que entienden bien, este barrio terminó siendo como una continuación de los dos Palermos, el Viejo y el Hollywood. Varios reciclados –los silos, la terminal de tranvías– y muchos restaurantes después, ya se nota el cambio de alturas, con la patota de las torres ahogando el lugar.

Fue entonces, en pleno desarrollo, que en 2013 el macrismo autorizó una obra enorme a partir de la esquina de Dorrego y Amenábar, con un frente chico sobre la primera y un estiramiento de más de media cuadra sobre la segunda. El render de la misma constructora permite ver la masividad del edificio, diseñado en el estilo “no perdamos ni un centímetro para vender”, sin tiempo ni paciencia para crear algo que sea… arquitectura. La “propuesta” era un mix de estudios, departamentos pequeños y medianos, oficinas y pileta de natación, con una planta baja dedicada al comercio, con el ancla de un polo gastronómico.

El macrismo firmó todo a través de las disposiciones 777 y 1588 de la Dirección General de Interpretación Urbanística y Registro, ambas de 2013, que autorizaban un edificio de más de 30.000 metros cuadrados, supuestamente sobre un terreno de 14.300, con una altura de casi 37 metros. Con la firma de la Dgiur, los trámites de la colega Dirección General de Fiscalización y Catastro salieron enseguida. A poco se anunciaba y se arrancaba el Quartier Dorrego.

Si el nombre suena familiar es porque los quartier ya son legión, marca registrada de un tipo de edificio que se especializa en buscar terrenos grandes y hacer torres lo más altas y masivas posible, como la que se alzó en San Telmo pese a las protestas dolidas del barrio entero. Con tantos millones sobre la mesa, no hay sentimentalismo ni consideración, con lo que los quartier suelen enfrentar protestas y amparos. Es lo que sucedió el año pasado, cuando ocho vecinas y vecinos de Colegiales lograron que la Justicia porteña frenara la obra.

Lo hicieron cuestionando ambas disposiciones de la Dgiur. Una era la que permitía restaurantes, financieras y agencias de turismo en los locales de planta baja, todos usos prohibidos por el Código de Planeamiento Urbano pero concedidos como si lloviera por la autoridad de aplicación. La otra disposición era la que permitía hacer 31.000 metros sobre un terreno de algo más de 14.000. Esto fue lo que más se discutió, porque construir 2,2 veces el terreno da un FOT –factor de ocupación del terreno– bastante bajo, nada excepcional en esta ciudad saturada. Lo que hizo extraña la discusión fue que el terreno de la obra no mide ni remotamente 14.000 metros, que es la superficie de una manzana grande de Buenos Aires, bastante más de una hectárea.

Lo que ocurría es que el Quartier Dorrego va en este emprendimiento con algún tipo de sociedad, que no se termina de conocer, con el Colegio León XIII, de los salesianos. El colegio ocupa toda la manzana, entera, y explícitamente los desarrolladores del quartier le dijeron a la Justicia que estaban usando el FOT de la manzana entera porque los salesianos no iban a construir nada más, nunca, en esta manzana. Como el FOT es una manera de regular la densidad de una manzana, el argumento cerraba.

Pero resulta que la jueza buscó y pidió el contrato por el cual los salesianos hacían una promesa tan jugada, y nadie pudo mostrárselo. Y autorizar un uso del FOT de toda la manzana en una sola parcela, jugando a que en el futuro se les prohibiría a los curas ampliar nada resultó por lo menos comprometido. En diciembre, la jueza falló por el amparo y mandó parar la obra.

La constructora y la desarrolladora, solidariamente, apelaron de inmediato, en enero, pidiendo que se habilitara la feria judicial de verano. Uno de los tres jueces de la cámara, Fernando Lima, votó en disidencia del tribunal porque consideró que ni siquiera había que habilitarles la feria y los apelantes tenían que esperar hasta febrero, cuestión de días. Las juezas Graciela Seijas y Mabel Daniele aceptaron habilitar la feria, pero fue lo único que aceptaron. En un fallo lapidario, rechazaron levantar el amparo y dejaron de lado los argumentos de los apelantes, algunos francamente pintorescos.

Resulta que los constructores, viendo que no convencían con su uso del FOT de la manzana entera para una parcela toda, hasta cuestionaron el uso de esa medida como herramienta urbana. La Cámara ignoró ese argumento, más apto para un seminario en la FADU que para un escrito judicial. Tampoco le prestó la menor atención al pedido de los constructores de construir menos de lo que habían pedido originalmente, aunque sea para no perder tanta plata. Con tino, el tribunal los mandó a presentar nuevos planos de un edificio más chico ante sus amigos de la Dgiur y Dgfyc, explicitando que no se puede construir a medias lo que ya se aprobó y que una Cámara no da habilitaciones para obras.

Las juezas hasta se permiten un tono algo zumbón al tratar la supuesta transferencia del FOT de la manzana entera a la parcela del quartier. Los constructores dicen que ninguna ley impide hacerlo, pero el tribunal contesta que ninguna ley habilita hacerlo, con lo que los tratos de palabra no existen. De hecho, las camaristas hasta podrían ver ahora mismo que el supuesto trato no existe, porque a unos metros del quartier los salesianos ya están haciendo una obra. Un gran cartel lleno de logos avisa que se están ampliando las instalaciones del colegio, explícitamente el jardín de infantes y la primaria. La obra es de algo más de 5000 metros cuadrados y de 16,40 metros de altura, algo que ciertamente influye en el FOT total de la manzana.

Con la Justicia tomando claramente posición y con argumentos fuertes, los vecinos pasaron su eje de movilización a prevenirse de la poderosa fantasía del macrismo en funciones, que nunca deja en la estacada a un colega constructor. Una de las amparistas, Gabriela Pastorino, les escribió una dolida carta a los salesianos contando por qué se mudó con sus hijos a un barrio “de casas bajas, un rincón tranquilo de la ciudad”. En la carta, Pastorino explica el caso, cuenta del amparo y le pide a la comunidad religiosa que “no ponga el dinero por encima de los valores de comunidad y solidaridad que enseña a sus alumnos”. Los vecinos están repartiendo copias de esta carta por todo el barrio. El mismo texto puede verse en Change.org, donde está pasando algo notable, que ya hay casi 5000 firmas reunidas apoyando al texto y a los vecinos.

Para ver el tema de un modo más general, es evidente que los porteños están muy por delante de los macristas en esto de entender los barrios. Las disposiciones que autorizaron una obra con una superficie y altura fantasiosas, y con usos claramente imposibles, muestran la total desconexión con la realidad de funcionarios que creen que estas cosas todavía “pasan”. No pasan, ya no.

¿Qué hay detrás de la demolición del Petit Hotel de María Julia Alsogaray?

February 28th, 2015 Comments off

Esta semana, comenzó la demolición del  Petit Hotel de Junin 1435. El mismo que fuera rematado por orden judicial para afrontar las deudas  que la ex funcionaria menemista debió afrontar con el fisco tras una causa por enriquecimiento ilícito. Lejos de la anécdota, este nuevo caso se suma a la infinidad de demoliciones de esta tipología tan poteña en peligro de demolición: el “petit hotel”.

Si bien está vigente una Ley que protege preventivamente los inmuebles anteriores al año 1941, la cual habilita a que un Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP) a que evalué el valor de los edificios con pedido de demolición; La decisión de que edificios deben ser demolidos generalmente es cuestionada por los vecinos.

En este caso, no hay información de Junín 1435 en el Registro de Bienes Catalogados del Área de Protección Histórica del Ministro de Desarrollo Urbano. Además el expediente N° 17.617.923/14 de Demolición total, no figura en los registros de la Dirección General de Registro de Obras y Catastro.

La confusión aumenta cuando se accede al mismo registro pero de Junín 1445: aparecen dos fichas con la misma dirección pero con diferente número de parcela: Sección 11, Manzana 058, Parcela 018  que corresponde a  Junín 1445, un edificio de renta y Sección 11, Manzana 058, y Parcela 019 que correponde a Junin 1435, osea el Petit hotel demolido.

Ambas fichas muestran información contradictoria; la ficha de la parcela del Petit Hotel tiene la foto del edificio de renta y la ficha del edificio de renta dice este que no es anterior al año 1941 pero aún así parece haber recorrido los pasos previsto por la Ley antes mencionada ya que está dentro del catalogo preventivo con protección cautelar.

Si bien este puede ser un error burocrático, las organizaciones vecinales, entre ellas Basta de Demoler, reclaman desde el año 2011 la posibilidad de participar de las reuniones del CAAP de acuerdo al reglamento de dicho organismo para asegurar la transparencia en este tipo de deciciones.

Sin embargo, desde el Gobierno de la Ciudad se ha negado esta posibilidad donde se decide a puerta cerrada el futuro del patrimonio de todos los porteños.

Más casos en la misma cuadra:

Lejos de ser un incidente aislado, los vecinos de esta cuadra son testigos privilegiados de estos manejos y hasta el periodista de Página12 ha sido demandado por hacer públicas estas irregularidades: Hasta Diciembre de 2009, tras ser evaluado por el CAAP, el edificio de Junín 1471 estaba incluido dentro de la una Ley de protección que reunía varios inmuebles de la tipología Petit Hotel de barrio de Recoleta. Pero sorpresivamente, el Subsecretario de Planeamiento, Hector Lostri, emitió una contradictoria resolución en la que “desestima”  proteger el inmueble y habilita su demolición.

Lo contradictorio es que el CAAP había decido con anterioridad que este edificio reunía las condiciones necesarias para ser protegido legalmente con el nivel de protección cautelar. Dicho dictamen y la posterior Ley de protección se basó y fundamentó en la información provista por la Dirección de Interpretación Urbanística que depende del mismo Subsecretario de Planeamiento. No menos polémico es el hecho de la reconsideración se logró sin consultar al CAAP; que es el organismo encargado de evaluar el valor de los edificios patrimoniales.

¿Por qué el gobierno porteño nivela las calzadas con una cama de hormigón armado?

January 12th, 2015 Comments off

“Un misterio Resuelto”  Página12

VER NOTA COMPLETA

Quien pase por Diagonal Sur y Bolívar verá un gran cartel anunciando la “reposición” de adoquinados en esa zona histórica y semipeatonal. Hará bien el porteño en sospechar del cartel, porque no se trata de un empedrado real sino del empedrado “a la PRO”, con una buena cama de hormigón armado por abajo, perfectamente impermeable e inútilmente rebuscado. ¿Por qué hace esto el gobierno porteño? ¿Por qué no empedrar a la antigua, con un nivelado del terreno, una capa de tierra floja, arena y piedras? La razón es simple y previsible: la técnica antigua es más barata y no permite dar los contratos en base a cuotas de amistad, de apoyo a las empresas, porque exige alguna habilidad específica, algún saber y personal entrenado.

La novedad del asunto es que el empedrado, pegado con cemento arriba del hormigón, no está tan cómicamente desparejo como el de otras calles, notablemente del pedazo de Junín frente a la Recoleta. Sucede que los adoquines no son ni remotamente iguales, apenas parecidos, porque se contaba con que podrían hundirse tranquilos sobre la tierra y que una aplanadora dejaría la superficie que, más de un siglo después, sigue pareja y en uso.

Pero al ponerlos arriba del hormigón, de lo más duro, se nota la diferencia de tamaño en las piedras, con lo que se traquetea de mala manera desde el día de estreno. No es el caso de estas cuadras de Bolívar, porque los macristas por fin encontraron una solución satisfactoria, por lo cara y complicada, al problema.

Ahora cortan cada piedra a máquina, de modo que tengan una base plana y sean del mismo tamaño. Aun así parece que desconfiaban del asunto, porque frente a la iglesia de los jesuitas hay un tramo de la pseudo peatonal con baldosones de vereda, formando una suerte de atrio. Los fieles no tienen más que esquivar los bolardos de metal –también dejaron de usar las bolas de Chaín, de cemento y fáciles de remover– para entrar a misa.

COMUNICADO DE PRENSA DE BASTA DE DEMOLER: La Justicia ordena preservar los adoquines de Juramento.

November 20th, 2014 Comments off

COMUNICADO DE PRENSA DE BASTA DE DEMOLER

Basta de Demoler: demandados por el Gobierno de la Ciudad por proteger a Buenos Aires.

Adoquines en avenida Juramento

La Justicia ordena preservar los adoquines de Juramento

Ordena se tomen los recaudos para preservar los adoquines removidos y por removerse. Sin embargo, rechazó la suspensión de las obras.

 

 

Buenos Aires, 20/11/2014. El Juzgado en los Contencioso administrativo y Tributario N°23 secretaría  46, a cargo de  Francisco Ferrer, hizo lugar “parcialmente” a la medida cautelar solicitada por Basta de demoler en resguardo del adoquinado de la avenida Juramento, que está siendo removido para construir dársenas de hormigón para la detención de colectivos, y será cubierto por asfalto en el tramo entre la Avda. Cabildo a la Avda. Virrey Vertiz.

El Juez ordena al GCABA que “adopte las medidas que permitan garantizar la conservación y resguardo de los adoquines ya removidos (…) y los que resulte necesario remover en el futuro”.

Sin embargo, no ordena la protección del tramo de Juramento circundante al APH 44, y argumenta que la Ley 65 no ampara esta avenida y que Juramento “no integra el catálogo definitivo elaborado por la Comisión para la Preservación del patrimonio Histórico-Cultural”.

En este aspecto, la comunera Julieta Costa Díaz informó que “el listado no fue presentado a la Comuna ni a la Junta Comunal para su aprobación, como corresponde según lo establece la Ley 4806 de  empedrado”.

El tramo de Juramento entre Avda. Cabildo y Cuba

La normativa del APH 22 “Plaza Belgrano” y su entorno establece que “se mantendrán los empedrados existentes en las calzadas”, pese a lo cual el Juez no ordena detener las obras porque dado el estado avanzado de las obras “impondría a quienes circulan por la zona riesgos innecesarios y afectaría la obligación de asegurar la seguridad vial y peatonal”. Y agrega que, “en caso de demostrarse que las obras afectan el adoquinado, pueda ordenarse su restitución al estado anterior”.

Más información aquí 

Petitorio de vecinos:

La comuna 13 de Belgrano lleva juntadas más de 700 firmas solicitando la preservación del adoquinado de la Av. Juramento.

Basta de Demoler, demandada por $24 millones.

Basta de Demoler, Santiago Pusso y Sonia Berjman afrontan un juicio por “daños y perjuicios” por parte del Gobierno de la Ciudad por entender que su accionar responde a la intencionalidad de obstruir la gestión del gobierno. Esta demanda constituye un grave peligro institucional porque tiene como consecuencia amedrentar a ciudadanos y organizaciones que defienden el interés público.

Más información aquí 

COMUNICADO DE PRENSA: SE PRESENTÓ UNA ACCIÓN DE AMPARO PARA PROTEGER LOS ADOQUINES DE LA AV. JURAMENTO EN EL BARRIO DE BELGRANO

November 6th, 2014 Comments off

COMUNICADO

 

SE PRESENTÓ UNA ACCIÓN DE AMPARO PARA PROTEGER LOS ADOQUINES DE LA AV. JURAMENTO EN EL BARRIO DE BELGRANO

 

 

Buenos Aires, Jueves 06 de noviembre de 2014. La Asociación Civil Basta de Demoler, con el patrocinio del Observatorio del Derecho a la Ciudad y del equipo del Legislador de la Ciudad, Sr. Pablo Bergel (Bloque Bien Común) presentó una acción de amparo para proteger los adoquines de la Av. Juramento entre la Av. Cabildo y la Av. Virrey Vértiz que están siendo removidos por obras ilegales del GCBA.

A principios de noviembre el GCBA comenzó las obras de Rehabilitación Inicial de la Av. Juramento entre la Av. Cabildo y la Av. Virrey Vértiz. La rehabilitación implica la remoción del empedrado y adoquinado existente en esta sector de la Avenida.

 

         La remoción del adoquinado avanza sin que se haya realizado el inventario provisorio por la Junta Comunal de la Comuna N° 13 y sin que exista el inventario definitivo dispuesto por la ley N° 4.806. Por otra parte, se incumple con la Ley N° 65 que protege al empedrado y al adoquinado de la Ciudad que se encuentran en vías adyacentes o circundantes a lugares históricos. En esta zona existen dos Áreas de Protección Histórica. No cuentan con Certificado de Aptitud Ambiental aunque estas obra disminuyen superficie absorbente al reemplazar adoquines por hormigón y encontrarse en áreas ambientalmente críticas por ser zonas susceptibles de anegamiento.

 

         La remoción del adoquinado, en definitiva, avanza contra el Patrimonio Cultural de la Ciudad.

 

Por estos motivos, se presentó la acción de amparo que quedó radicada en el Juzgado de Primera Instancia N° 23 y trasmita en los autos caratulados “Asociación Civil Basta de Demoler C/ GCBA s/ Amparo”, Expte. N° A28340-2014/0.

 

 

Basta de demoler y entidades italianas solicitaron a Vidal que suspenda la audiencia pública por el traslado del monumento a Colón.

September 8th, 2014 Comments off

COMUNICADO DE PRENSA:

DSC_0434

08 de Septiembre de 2014. ONGs le solicitaron a la Presidente de la Legislatura que suspenda la audiencia pública en la que se tratará el traslado del monumento a Colón ya que aún está vigente el amparo presentado contra el PEN por disponer de un bien que no le pertenece y el GCBA por permitírselo, declinando el deber de guarda del patrimonio porteño. Asimismo por no haber hecho cumplir el convenio firmado en 2007 entre el PEN y el GCBA referente a la apertura de la Plaza Colón, que fuera refrendado por Ley 2862

El pedido también recuerda que en un estado de derecho como el nuestro, en donde constitucionalmente se adoptó la forma republicana y federal de gobierno, las legislaturas locales  -como es el caso de la Legislatura de la Ciudad de Bs.As.-  no pueden actuar contrariando normas o resoluciones judiciales de carácter federal, como es el caso de los amparos judiciales contra dicho traslado, el que a la fecha por sentencia interlocutoria confirmada por la Excma. Cámara está vedado hacer.

Aún más, así también en el marco de esos amparos se ha planteado la inconstitucionalidad tanto de ley del Congreso de la Nación como de la Legislatura porteña que aprobaban el convenio suscrito entre la Ciudad y la Nación, por la Resolución 156, en el juzgado Contencioso Administrativo de la CABA N° 23, Secretaría 43, amparo iniciado por las asociaciones ya mencionadas.

En consecuencia, la audiencia pública convocada para el 9/9 para aprobar el traslado del monumento a Cristóbal Colón, pendiente la resolución de inconstitucionalidad en los procesos judiciales mencionados, podría llegar a tildarse también de inconstitucional o nula.

Para ver el texto completo de la carta haga click aquí.

Read more…

Comunicado de Prensa: El Gobierno de la Ciudad aprueba intervenciones ilegales en edificios protegidos.

August 21st, 2014 Comments off

BASTA de DEMOLER advierte que el Gobierno de la CABA está autorizando obras en edificios catalogados con diferentes grados de protección, que desnaturalizan la obra catalogada e incumplen la legislacion vigente.

Al mismo tiempo funcionarios encargados de sitios históricos como el APH 1, se manifiestan publicamente en favor de estos ejercicios de sincretismo arquitectónico que van a contramano de todas las recomendaciones internacionales y de las propias normas de la CABA. 

En Montevideo 1250, motívo de una prolongada batalla legal que definió la protección del edificio, está a punto de terminarse la obra que ha agregado cinco pisos sobre ese Petit Hotel, con el agravante de quedar expuesto a la vista desde la Plaza adyacente.

Otros ejemplos pueden “admirarse” en Carlos Calvo y Tacuari, Piedras y Alsina, Quintana 473, V. Lopez 1825 y están en marcha o en peligro Carlos Gardel 3149, La Cuadra-La  Imprenta y el entorno del Palacio Paz entre muchos otros.

Recordamos que es el poder legislativo quien dicta las normas, y que no está en las atribuciones del poder ejecutivo modificarlas  mediante disposiciones y/o resoluciones que son solo instrumentos administrativos.
Basta de Demoler ha presentado numerosos casos para proteger el patrimonio de la ciudad en la Justicia porteña, que ha acompañado la mayoría de nuestros reclamos, consiguiendo en ocasiones que se catalogue por Ley,  a partir de ese punto la responsabilidad de respetar y cumplir las normas es exclusiva del Gobierno de la Ciudad.

Edificio Pinchado 1 Edificio Pinchado 2

La Justicia suspendió la construcción de una torre de 27 sobre Villa Roccatagliata

July 2nd, 2014 Comments off

“La Roccatagliata con la obra suspendida” (Página12)

La quinta de los Roccatagliata en la avenida Balbín tuvo un importante fallo favorable cuando el juez porteño Lisandro Fastman confirmó la suspensión de la horrible obra en esa esquina. La Asociación Civil Amigos de la Estación Coghlan y Basta de Demoler se presentaron pidiendo un amparo para proteger el edificio y bloquear el proyecto, no lo consiguieron y apelaron a la Cámara. Mientras la Sala Tercera decide el caso, la desarrolladora comenzó a cavar y por eso los amparistas pidieron la medida de suspensión. La lógica es no encontrarse con un hecho ya consumado cuando la Cámara decida el fondo de la cuestión.

300px-Villa_Rocatagliata3

El caso Roccatagliata tiene puntos en común con el del Ovni de la avenida Caseros por el despropósito del diseño de la obra nueva. En Barracas se trata de un edificio inspirado en una CPU, y para peor pintado de verde neón, a colocar entre edificios catalogados y en un Area de Protección Histórica. El edificio ni siquiera es demasiado grande y ciertamente no es una torre insalvable, con lo que no se entiende por qué los desarrollistas eligieron un diseño tan chocante, tan rupturista: ¿son los padres del autor? Si fuera el caso, es hora de una buena charla padre-hijo.

Algo similar ocurre en Coghlan, un barrio bastante preservado y todavía residencial. La quinta es una linda casa italianizante de las que ya no quedan en esta ciudad maltratada, y un testigo del pasado rural del barrio. El diseño de la obra nueva es simplemente una desmesura que aprovecha que el terreno es en esquina para crear dos “pantallas” de 12 y 27 pisos de altura formando un ángulo recto. En el medio queda la quinta, transformada en una suerte de club house y reducida a una escala de maqueta por la altura de los dos edificios a construir. Justamente, la bronca de los vecinos –que es notable– viene por la enormidad de los edificios que se planean y por su textura simplemente enemiga de todo entorno existente. Los edificios fueron diseñados como bloques vidriados de un modernismo inmitigable, sin ninguna concesión ni a la quinta ni al barrio. Por eso, al ver los renders los vecinos entendieron el diseño como una provocación, lo mismo que en Barracas con el Ovni, así bautizado por los que vieron los dibujos.

Villa Roccatagliatta

Como en ninguno de los dos casos se está hablando de una demolición patrimonial –en Caseros había una fea estación de servicio y en Balbín se preserva la quinta, muy maltratada por sus dueños anteriores– la cuestión central pasa por la escala abusiva y por la creación de los arquitectos. ¿Es posible que haya que ir a la Justicia para frenar el mal gusto de los profesionales? Y después se quejan porque no los convocaron para el Museo Malvinas…

VER NOTA COMPLETA

Plan Ciudad Verde: Presentamos al Jefe de Gobierno una propuesta para convertir en una plaza el terreno lindero del monasterio Santa Catalina de Siena

June 10th, 2014 Comments off

COMUNICADO DE PRENSA

Santa Catalina de Sienta Plaza y Volumentría

Buenos Aires, 10 de junio de 2014.

Basta de Demoler presentó hoy al Jefe de Gobierno de la Ciudad una propuesta para convertir en plaza pública al terreno lindero del Monasterio e Iglesia Santa Catalina de Siena, actualmente ocupado por una playa de estacionamiento, ubicado entre Av. Córdoba, las calles Reconquista y Viamonte y la medianera del monasterio.

 

En el marco del Plan Ciudad Verde presentado el día de ayer por el Jefe de Gobierno y, atendiendo a las declaraciones vertidas “se echará mano de parcelas estatales existentes o, de ser necesario, de la compra de espacios privados”, creemos oportuno que la Ciudad, mediante la Ley correspondiente, adquiera o expropie el citado terreno, sobre el cual existe un proyecto de obra aprobado por el GCABA para construir una torre de 19 pisos de altura y seis subsuelos de cocheras.

 

Ante una acción judicial iniciada por Basta de Demoler, conjuntamente con vecinos y el propio Padre Rector del monasterio, el permiso fue declarado nulo por la Justicia en lo Contencioso Administrativo y Tributario, fallo refrendado por la Cámara de Apelaciones en el mes de mayo.

 

En la propuesta se expresa que “convertir a este lugar en una nueva plaza sería un importante aporte al espacio público de la zona y realzaría las vistas del conjunto patrimonial conformado por el Monasterio, el edificio del Rectorado de la UBA y el edificio de vivienda multifamiliar sobre la calle Reconquista”.

 

Se agrega que “la intervención del Ejecutivo resultaría una solución a la actual situación enel predio lindero al monasterio, sumando un nuevo espacio verde que jerarquizará el área desdelo paisajístico y patrimonial y sumará un nuevo aporte a la mitigación de los efectos del cambio climático contemplados en el mencionado Plan Buenos Aires Verde”.

Plaza en Sta Catalina by BastaDeDemoler