Archive

Archive for the ‘Demolicion Ilegal’ Category

COMUNICADO DE PRENSA: LA JUSTICIA ORDENÓ PROTEGER EDIFICIOS CONSTRUIDOS ANTES DE 1941

February 18th, 2016 Comments off

LA JUSTICIA DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES ORDENÓ PROTEGER LOS EDIFICIOS CONSTRUIDOS O REGISTRADOS ANTERIORES A 1941

La Justicia Contencioso Administrativa y Tributaria de la Ciudad de Buenos Aires hizo lugar a la medida cautelar y, en consecuencia, ordenó que no se otorguen autorizaciones o permisos de demolición, reformas, ampliaciones y/o cualquier construcción nueva (incluyendo el registro de planos), con respecto a la totalidad de los inmuebles de propiedad pública o privada emplazados en la Ciudad de Buenos Aires, cuyos planos hayan sido registrados antes del 31 de diciembre de 1941, o en su defecto, cuyo año de construcción asentado en la documentación catastral sea anterior a dicha fecha, así como de aquellos que se encuentren incluidos en el inventario de la Subsecretaría de Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires en la categoría ´Edificios Representativos´, a menos que el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales haya resuelto previamente, en forma expresa e individualizada, que el bien no posee valor patrimonial.

MÁS INFORMACIÓN 

BASTA DE DEMOLER CONVOCA A LOS CIUDADANOS Y ONGs:

“Las organizaciones que impulsamos esta acción judicial invitamos a ser parte de este proceso judicial, tal como lo publicita y autoriza el juez de la causa, y nos ponemos a disposición para comentar el estado de la causa y cualquier otra colaboración que se requiera.”
“El Tribunal expresó que “los procedimientos que el ordenamiento jurídico establece para identificar y proteger los inmuebles cuyo valor histórico debe ser preservado no estarían concluidos y se encontrarían en curso de realización, de manera tal que no existiría aún un registro definitivo; y esta situación —cuya consecuencia es la falta de certeza sobre el conjunto de bienes a preservar— configura el peligro en la demora. Por tanto, a efectos de cumplir con el imperativo constitucional y legal de proveer adecuado resguardo a los bienes en cuestión, y de tal manera evitar la posible afectación del patrimonio histórico, resulta procedente hacer lugar a la medida cautelar solicitada”.
Basta de Demoler: 15 4937 7450

bastadedemoler@yahoo.com.ar
Observatorio del Derecho a la Ciudad: 15 3655 3465
observatorioderechoalaciudad@gmail.com

MÁS INFORMACIÓN 

“El ovni de Caseros, prohibido por amparo” (Página12)

October 13th, 2015 Comments off

Los lectores de m2 recordarán la saga del plato volador que quería aterrizar en la avenida Garay, esquina Piedras, en medio de uno de los conjuntos de edificios patrimoniales más lindos que tiene el sur porteño. En esa esquina hubo por muchos años una estación de servicio, que cayó en la actual volada de comprarlas a buen dinero, cerrarlas y construir algún bodriote grande. En este caso, era un edificio particularmente feo, inspirado en alguna CPU coreana, fuera de escala, guarango y para peor pintado de verde luminoso. El desvarío del diseño era tal, que esa obra terminó siendo el primer caso de un edificio frenado por amparo casi, casi por cuestiones estéticas. Pues la Justicia porteña acaba de confirmar el amparo, en un fallo que muestra cómo pierde el tiempo el macrismo –y gasta nuestros impuestos– defendiendo tonterías.CATALOGADOS

 

VER NOTA COMPLETA

“La sobrina nieta de Evaristo Carriego no puede con el alma al ver la tapera que era la casa del poeta” (Página12)

October 13th, 2015 Comments off

“La sobrina nieta de Evaristo Carriego, María Julia, no puede con el alma al ver la tapera que era la casa del poeta. “Yo sólo pude escribir esto para desahogarme”, le avisó a m2 y mandó esta suerte de poema en prosa que levanta el tema de la crueldad indiferente con que fue tratada una pieza de nuestra cultura:

Van a demoler la casa de Evaristo Carriego.
Van a demoler la casa en la que nació mi papá.
Van a demoler la casa que mi papá y mi tío decidieron vender al gobierno de la Ciudad porque ellos no la podían cuidar y el gobierno de la Ciudad, sí.
Van a demoler la casa de la poesía. Que los poetas se junten en una casa definitivamente la hace especial, pero la van a demoler.
Es complicado juntar estas palabras: poesía y demoler. Un lenguaje que las asocia sin que a nadie le preocupe definitivamente es un lenguaje del que no quiero ser parte.
Es difícil encontrar palabras cuando el que reina es el sin sentido. Hacen falta más poetas para ayudarnos a entender… Pero van a demoler la casa de la poesía, no creo que se sientan bienvenidos en esta ciudad.”

Borges y carriegoFoto:

Borges en la casa de Carriego

VER NOTA COMPLETA

Una plaza privatizada: “La Biro es un mercadito” (Página12)

October 13th, 2015 Comments off

“El gobierno porteño no para de hablar de los espacios verdes y proponerse como el salvador de la ciudad en este sentido. Pero la falta de rigor en el uso de los espacios disponibles es ejemplar. Es el caso de la plazoleta Biro, así bautizada por sus vecinos, un espacio libre que recientemente fue asfaltado y enrejado por operarios municipales que llevaban, tal vez con ironía, los uniformes de BA Verde. Como se ve en la foto, ya están armando puestos atrás del mercado de Dorrego, al que el lote está directamente conectado. No sólo el gobierno macrista renegó de su promesa de crear espacios verdes, sino que hasta taló los añosos árboles de la vereda, un caso de vandalismo realmente inexplicable.”

Plaza Biró

VER NOTA COMPLETA

Tres demoliciones de edificios patrimoniales en forma irregular: “Tres ejemplos sin ley” (Página12)

October 13th, 2015 Comments off

“La conveniente falta de control a la industria mimada por el gobierno porteño sigue abriendo buenos negocios. Esta semana, una demolición secreta, una quinta catalogada en venta y un edificio con papeles de hace 21 años.

Con lo que el macrismo sanciona el dicho de que hecha la ley, hecha la trampa a un nivel institucionalizado. La industria de la construcción y los especuladores de todo tamaño recibieron la señal fuerte y clara, actuando en consecuencia. Tres casos detectados y denunciados en estos días demuestran qué ecuménico y variado es el descaso a la ley”

vr04fo04VER NOTA COMPLETA

 

La Justicia confirma la protección de la capilla de la Señora de Guadalupe (Página12)

August 23rd, 2015 Comments off

mansilla 3845-798708

Los vecinos de la plaza Güemes, también conocida por plaza Freud, están festejando un triunfo realmente importante. Resulta que este mes la Sala uno de Apelaciones de la Justicia porteña en lo contencioso administrativo rebotó la apelación que habían presentado la Ciudad y la iglesia de Guadalupe, confirmando un fallo de primera instancia. Ese fallo había congelado la demolición de un inmueble en la calle Mansilla 3545, parte de la primera capilla de la Señora de Guadalupe. La misma decisión declaró nula la resolución del gobierno porteño de sacar de prepo ese edificio del catálogo de inmuebles patrimoniales. Más aún: la Cámara consideró tan irregular el trámite del gobierno porteño que le mandó la causa a la Cámara Nacional en lo Criminal para que revise si no hubo delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Este espectacular sapo del macrismo se debe a la habitual mezcla de angurria y mano blanda que caracteriza al actual gobierno de nuestra Ciudad, que ya instaló que demoler es fácil y simple, casi un mandato de progreso. La congregación de la Guadalupe tiene más de un siglo instalada en el barrio y es dueña de casi todo lo que rodea y enfrenta al templo en sí. Esta causa nace con la idea de demoler lo que fue la primera capilla y hacer un edificio en altura para uso de los religiosos. Los vecinos se movilizaron y recurrieron a la Defensoría del Pueblo porteña, cuya área de patrimonio estaba por entonces a cargo de Gerardo Gómez Coronado. Este logró una rara instancia de diálogo con el gobierno porteño, que mostró expedientes y más expedientes para probar que todo estaba en regla.

Pero los vecinos notaron cosas raras, como que paralizaran las obras mientras hablaran y hasta ofrecieran hacer un Museo Pastoral abierto al público, con lo que miraron más de cerca los papeles. Así fue que descubrieron que el pecado era de origen, porque el edificio había sido descatalogado de araca, sin seguir ningún trámite medianamente legal.

Lo siguiente fue el amparo, un fallo favorable y ahora la segunda instancia, que confirma de este modo potente que sí pasan cosas raras, que sí se dan permisos de demolición irregulares, que sí estamos lejos de tener un gobierno porteño que respete la ley.

VER NOTA COMPLETA

“Descontrol edilicio en la Ciudad: alertan por torres de hasta 28 pisos” (Tiempo Argentino)

July 17th, 2015 Comments off

El boom inmobiliario en Capital Federal, que se inició en Caballito y en Flores, genera quejas constantes en Palermo, Belgrano y Coghlan.  En algunas zonas se edifican más de 20 pisos cuando sólo se permiten 9. Leyes laxas y complicidad de funcionarios fomentan la especulación inmobiliaria.

(…)

“La construcción “impermeabiliza” los barrios”

“Osvaldo Guerrica Echevarría, arquitecto y presidente de la Asociación Amigos del Lago de Palermo, alerta que “el auge de la construcción en propiedad horizontal, ya sea entre medianeras o en edificios de perímetro libre (torres), impermeabilizó la mayor parte de la entonces superficie absorbente sobre predios privados con nuevas construcciones”. El especialista recuerda que el Código de Planeamiento Urbano de 1977 indicaba la existencia de un pulmón de manzana absorbente; “pero esta obligación dejó de existir en las zonas más densamente pobladas y desde hace más de 20 años se permite construir sobre planta baja en cada parcela, perdiendo así la permeabilidad en el pulmón de manzana”. A esto se le suma que durante el siglo XX se redujo la cantidad de espacios verdes públicos parquizados en más de 50 hectáreas (de 7 m2/habitante se pasó a menos de 2) y con ello, además del disfrute para la gente, “se constituyó en una sensible pérdida de superficie absorbente”. Guerrica Echevarría recordó que la construcción “implica excavaciones de entre 30 y 40 metros de profundidad que sobrepasan largamente las dos primeras napas de agua. Es a través de estas napas, que los terrenos aún absorbentes acumulan el agua y la envían al estuario. La red de bases de hormigón construidas constituye -subterráneamente- un verdadero dique a la evacuación de las aguas de lluvia retrasando, y muchas veces impidiendo, el escurrimiento”. También las torres acentúan la densificación urbana (cantidad de habitantes por hectárea) en términos impredeciblemente negativos, ya que el aumento de la cantidad de personas va acompañado del aumento en la cantidad de vehículos. “Las cañerías pueden tener mayor diámetro, los cables transportar más voltios, pero las calles no pueden aumentar sus dimensiones.”

VER NOTA COMPLETA

CONVENTOS EN RIESGO: Entre el negocio inmobiliario y la fe. (La Nación)

July 14th, 2015 Comments off

Están en lugares codiciados por desarrolladores y constructoras

“Nos vimos cercadas por estos impíos que entraron en tropel. Los recibimos en un profundo silencio. Unos nos apuntaron con los fusiles, otros nos empujaban con las bayonetas sin que ninguna hablara. Afortunadamente un sargento ordenó que se retiraran”, escribe en 1807 la madre superiora de Santa Catalina de Siena luego del asedio de los ingleses.

538929_10150789211611860_1134597890_n

Ese monasterio, como tantos otros de la ciudad, ya no está amenazado por soldados sino por proyectos de construcciones en sus predios. Así lo aseguran vecinos y ONG, para quienes el patrimonio histórico de la Iglesia en Buenos Aires está en peligro. En algunos casos lograron amparos que frenaron las obras, pero en otros, los proyectos avanzan.

A veces, son las mismas congregaciones en problemas económicos las que promueven la venta de edificios y terrenos para aliviar sus finanzas, en momentos en que el precio del metro cuadrado llegó a 4700 dólares en algunas zonas de la Capital.

En medio de la polémica, las constructoras que impulsan los proyectos prometen no demoler “las cosas que son de Dios”.

En Las Victorias, un edificio neogótico de 130 años que ocupa 2600 metros cubiertos frente a la plaza Libertad, la Justicia libró en 2012 una precautelar que paralizó la refacción que se había comenzado en los descascarados dormitorios de los sacerdotes redentoristas. El proyecto, que cuenta con el aval de los curas, contempla hacer cuatro pisos nuevos sobre los tres que ya tiene el edificio.

Vista Las Victorias

“Estaba desmantelando la biblioteca y la iglesia interna, por eso interpusimos un amparo”, advierte María del Carmen Arias Usandivaras, de Basta de Demoler. Ella y los vecinos buscan que no se modifique la parcela de este edificio de la belle époque donado por Magdalena Dorrego de Ortiz Basualdo, donde se casó Jorge Luis Borges.

Por su parte, el padre Marcelo Pomar, impulsor del proyecto, asegura que la paralización de las obras no benefició a nadie. “El inmueble ahora está vacío y con escombros, los cuatro sacerdotes que allí vivían tuvieron que abandonarlo, y el edificio no se puede utilizar para las obras de caridad”, dice.

La construcción iba a ser costeada con la venta de terrenos propios en Córdoba y con la ayuda de donaciones. La intención era alquilar dos pisos para poder solventar obras de beneficencia. La fe no siempre llega al bolsillo y hay una merma en la recaudación dominical.

JUSTIFICACIÓN

Para el ingeniero Luis Perri, socio de Obras y Sistemas SRL, a cargo de la obra, se vieron obligados a comenzar las refacciones, ya que “era una estructura insegura para los propios padres, con cables en mal estado, sin salidas de incendio, techos con goteras, baños rotos, etc. Claramente hay animadversión por parte de la ONG que frenó todo”.

A su vez, en Palermo hay controversia por un terreno de 4000 metros al lado del colegio Don Bosco que vendieron los salesianos. Allí se levantó la cautelar que impedía construir una torre con amenities y shopping. Según los vecinos, el complejo perjudicaría la tranquilidad y el medio ambiente de Palermo.

“No puede ser que de pronto se junte un grupo, te levante una cautelar y frene una obra. Por suerte, la Justicia se expidió ahora a favor nuestro, así que empezamos a trabajar en cualquier momento”, advierte Carlos Spina, gerente comercial de Argencons, a cargo de lo que será Quartier Dorrego.

Torre Shopping de los Salesianos

También en Palermo se impidió la demolición de la fachada contigua a la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, un emblema barrial con dos torres frente a la plaza Güemes. El frente integra el complejo de la Congregación del Verbo Divino Provincia Argentina Sur donde planeaban otra torre con amenities y jardín de infantes privado.

mansilla 3845-798708

Sobre las barrancas de Belgrano, un espacio en altura como los que preferían los monjes, está la vieja Abadía San Benito. Allí vivieron 50 benedictinos que luego se marcharon para alejarse del ruido. En 2006 intentaron levantar un centro médico, pero en la actualidad es patrimonio de la Ciudad y fue utilizado el año pasado para Casa FOA en el marco de un programa de puesta en valor de las iglesias y conventos.

En pleno microcentro, el monasterio Santa Catalina de Siena está catalogado por la World Monuments Fund como “en peligro” junto a otros de Siria y Venecia.

Allí, donde vivieron las primeras monjas de clausura, se evitó una torre de 18 pisos que socavaría la estructura de adobe. Esta joya arquitectónica ofrece visitas guiadas y cuenta con un “barcito” en el patio colonial. Un pequeño cartel sobre San Martín invita al Centro de Atención Espiritual: “En medio del ruido, alguien te escucha”..

VER NOTA COMPLETA

“Un caso de “poder blando”: Un museo de Nueva York con un palacio de particular belleza quiso hacer una torre en el jardín. Una ONG, una protesta y el propio gobierno municipal lo convencieron de buscar otro diseño.” (Página12)

June 23rd, 2015 Comments off

 (…)

“Pero como todos los museos del mundo, de cualquier tipo, el Frick tiene problemas de espacio.

Con lo que hicieron lo obvio, llamar a una firma de arquitectura modernita, Davis Brody Bond, y pedirle un diseño. DBB simplemente eligió un lugar “vacío”, el jardín interno de la residencia, y diseño una torrecita de seis pisos de un modernismo inmitigado, vidrio y hormigón y aceros, de modo de crear “contraste” y evitar toda sospecha de “falso histórico”, lo que parece que ahora te condena a la hoguera. El diseño tenía toda la sanata que acompaña estos errores, desde la necesidad de crear “volúmenes blancos” para exhibir arte hasta la más turística de crear un jardín en altura con vistas a Central Park, que está enfrente. Lo que el estudio obvió es el efecto destructivo de una torre así surgiendo por encima del museo.

Es que la casa Frick es una impecable creación del arquitecto Thomas Hastings, un famoso especialista en residencias de gran elegancia, mejor calidad y estupendo dominio de los lenguajes y las proporciones clásicas. Por lo tanto, la Frick es un edificio más vale horizontal, con entradas y salidas en sus fachadas de piedra París, jardines internos y externos, arquerías y columnatas que hoy resulta un descanso visual en un barrio dominado por varios de los primeros rascacielos residenciales del mundo. Los renders del diseño de BDD hacen pensar en que un gigantesco mueble de archivo, una cajonera, hubiera aterrizado en medio del palacio. Es todavía peor que la extensión de nuestra Facultad de Medicina junto al palacio de la avenida Córdoba. Es como si le construyeron una torre en el jardín al palacio Errázuriz.

Con lo que apenas se conoció el proyecto se formó una ONG, Salvemos al Frick, que desde el inicio contó con nombres de primer orden como el arquitecto Robert Stern, la escultora Maya Lin y nada menos que tres ex directores de la Comisión de Patrimonio de Nueva York. Esto último es clave, porque los ex funcionarios recordaban ciertos documentos relacionados al museo, como su promesa de hace cuarenta años de nunca tocar el jardín interno, diseñado por el británico Russell Page, que fue hecha cuando se permitieron pequeñas modificaciones al edificio en 1977. La ONG fue ganando cada vez más apoyos de grupos como la Fundación del Paisaje Cultural –que hasta encontró un comunicado de prensa del propio Frick anunciando que el jardín era “permanente”– y la Sociedad Municipal de las Artes. La prensa especializada, que en Nueva York no elogia a todo el que le ponga un avisito, fue durísima con la mediocridad del proyecto y la idea de destruir “la joya” del jardín.

Los directivos del Frick prestaron atención porque tenían muy presente el caso de otro museo similar y vecino, el Whitney, que había anunciado hace unos años el proyecto de comprar varias casonas del barrio, semidemolerlas y construir una torres de cristal por atrás. El Whitney estuvo más de un año en tribunales combatiendo amparos y demandas de patrimonialistas y vecinos, una galleta legal costosísima que terminó desalentando la idea. La rendición fue incondicional.

Lo que terminó de convencer al Frick de dar marcha atrás, según The New York Times, fue una serie de charlas informales con la Comisión de Patrimonio. Aquí conviene señalar que esta institución municipal reúne al gobierno de la ciudad, instituciones públicas de arquitectura, patrimonialistas y especialistas en patrimonio cultural, con lo que es una instancia de diálogo en serio y no un par de funcionarios nombrados a dedo, como la nuestra. La Comisión le dio a entender al Frick que el proyecto no iba a ser aprobado y que mejor debía buscar alternativas.

Con lo que el museo anunció que suspendía la idea y que iba a buscar otras maneras de lograr lo que necesita, que es un cincuenta por ciento de espacio extra para exposiciones temporarias y un 24 por ciento más para su acervo de obras de Greco, Degas, Manet y Renoir, entre otras perlitas. Extraoficialmente, el museo admitió que hasta recibió varios memos y dibujos de arquitectos preocupados ofreciendo alternativas que no implicaran algo tan feo y violento como la torre en el jardín. Como no hay apuro –el plan era empezar a construir en 2017– se pueden manejar alternativas que van desde cavar hasta readministrar el espacio actual con más eficiencia.

La lección para los porteños es una de convicción y gentil firmeza completamente ausente en nuestro ineficiente gobierno municipal. Las administraciones anteriores al PRO contestaban “no hay leyes que nos permitan pararlos” con ojos de ternura. Los macristas contestan lo mismo, con ojos duros, de contador de empresa constructora. Que en Nueva York, nada menos que Nueva York, se pueda usar el poder “blando” del estado municipal para detener una barbaridad demuestra que es posible hasta en esta Buenos Aires.”

VER NOTA COMPLETA

Zona liberada: “En Villa Devoto, un truco legal para poder demoler el patrimonio sin siquiera quebrar la ley.” (Página12)

June 23rd, 2015 Comments off

La zona liberada del macrismo

En Villa Devoto, un truco legal para poder demoler el patrimonio sin siquiera quebrar la ley.

La Habana 4285

La Habana al 4200 es una cuadra así, con estas mezclas de lo elegante de antaño y lo guarango de hoy, pero en el 4285 ya falta una pieza, la casa de ladrillo sin techos de la foto. De un vistazo se puede ver que estaba en buen estado, con sus ladrillos limpios y enteros, y hasta el empapelado de las habitaciones claro, pese a la intemperie. Ni el jardín es todavía un yuyal… La sorpresa viena al bajarle la ficha a la casa. En el mapa interactivo de la ciudad se conoce que uno habla de la parcela 13 de la manzana 30 de la sección 83, 450 metros cuadrados en la comuna 11. También se averigua que la zonificación es apenas RIbI, bajita ella, y que es una manzana atípica porque una cercana diagonal la deja de cinco lados.

La sorpresa está en la Base de Areas de Protección Histórica del mismo gobierno porteño: La Habana 4285 no figura. Incrédulo, el curioso busca otras direcciones, pero no las encontrará porque toda la calle La Habana, con sus regios caserones, no figura en la Base, ni siquiera para decir que nada tiene protección.

Esto es muy preocupante, porque puede servir como excusa legal en el trámite para decir que la propiedad no es anterior a 1941, como lo son tantas de esa calle, y por lo tanto nada obsta para poder destruirla por ventanilla. El trámite ya está hecho, evidentemente, porque las ruinas exhiben un correcto cartel del “demoledor” autorizado y hasta la chapita de plástico para poner los stickers de las inspecciones de trabajo. Todo legal, todo fácil para el especulador.

Una manera conceptualmente simple de parar esto es, por un lado, catalogar a libro cerrado todo el catálogo preventivo, dándole fuerza de ley, y por el otro obligar por ley al gobierno porteño a no dejar que destruyan nada que no tenga una ficha de APH. ¿Habrá manera de lograr esto?

VER NOTA COMPLETA