Archive

Archive for the ‘Convento Las Victorias’ Category

CONVENTOS EN RIESGO: Entre el negocio inmobiliario y la fe. (La Nación)

July 14th, 2015 Comments off

Están en lugares codiciados por desarrolladores y constructoras

“Nos vimos cercadas por estos impíos que entraron en tropel. Los recibimos en un profundo silencio. Unos nos apuntaron con los fusiles, otros nos empujaban con las bayonetas sin que ninguna hablara. Afortunadamente un sargento ordenó que se retiraran”, escribe en 1807 la madre superiora de Santa Catalina de Siena luego del asedio de los ingleses.

538929_10150789211611860_1134597890_n

Ese monasterio, como tantos otros de la ciudad, ya no está amenazado por soldados sino por proyectos de construcciones en sus predios. Así lo aseguran vecinos y ONG, para quienes el patrimonio histórico de la Iglesia en Buenos Aires está en peligro. En algunos casos lograron amparos que frenaron las obras, pero en otros, los proyectos avanzan.

A veces, son las mismas congregaciones en problemas económicos las que promueven la venta de edificios y terrenos para aliviar sus finanzas, en momentos en que el precio del metro cuadrado llegó a 4700 dólares en algunas zonas de la Capital.

En medio de la polémica, las constructoras que impulsan los proyectos prometen no demoler “las cosas que son de Dios”.

En Las Victorias, un edificio neogótico de 130 años que ocupa 2600 metros cubiertos frente a la plaza Libertad, la Justicia libró en 2012 una precautelar que paralizó la refacción que se había comenzado en los descascarados dormitorios de los sacerdotes redentoristas. El proyecto, que cuenta con el aval de los curas, contempla hacer cuatro pisos nuevos sobre los tres que ya tiene el edificio.

Vista Las Victorias

“Estaba desmantelando la biblioteca y la iglesia interna, por eso interpusimos un amparo”, advierte María del Carmen Arias Usandivaras, de Basta de Demoler. Ella y los vecinos buscan que no se modifique la parcela de este edificio de la belle époque donado por Magdalena Dorrego de Ortiz Basualdo, donde se casó Jorge Luis Borges.

Por su parte, el padre Marcelo Pomar, impulsor del proyecto, asegura que la paralización de las obras no benefició a nadie. “El inmueble ahora está vacío y con escombros, los cuatro sacerdotes que allí vivían tuvieron que abandonarlo, y el edificio no se puede utilizar para las obras de caridad”, dice.

La construcción iba a ser costeada con la venta de terrenos propios en Córdoba y con la ayuda de donaciones. La intención era alquilar dos pisos para poder solventar obras de beneficencia. La fe no siempre llega al bolsillo y hay una merma en la recaudación dominical.

JUSTIFICACIÓN

Para el ingeniero Luis Perri, socio de Obras y Sistemas SRL, a cargo de la obra, se vieron obligados a comenzar las refacciones, ya que “era una estructura insegura para los propios padres, con cables en mal estado, sin salidas de incendio, techos con goteras, baños rotos, etc. Claramente hay animadversión por parte de la ONG que frenó todo”.

A su vez, en Palermo hay controversia por un terreno de 4000 metros al lado del colegio Don Bosco que vendieron los salesianos. Allí se levantó la cautelar que impedía construir una torre con amenities y shopping. Según los vecinos, el complejo perjudicaría la tranquilidad y el medio ambiente de Palermo.

“No puede ser que de pronto se junte un grupo, te levante una cautelar y frene una obra. Por suerte, la Justicia se expidió ahora a favor nuestro, así que empezamos a trabajar en cualquier momento”, advierte Carlos Spina, gerente comercial de Argencons, a cargo de lo que será Quartier Dorrego.

Torre Shopping de los Salesianos

También en Palermo se impidió la demolición de la fachada contigua a la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, un emblema barrial con dos torres frente a la plaza Güemes. El frente integra el complejo de la Congregación del Verbo Divino Provincia Argentina Sur donde planeaban otra torre con amenities y jardín de infantes privado.

mansilla 3845-798708

Sobre las barrancas de Belgrano, un espacio en altura como los que preferían los monjes, está la vieja Abadía San Benito. Allí vivieron 50 benedictinos que luego se marcharon para alejarse del ruido. En 2006 intentaron levantar un centro médico, pero en la actualidad es patrimonio de la Ciudad y fue utilizado el año pasado para Casa FOA en el marco de un programa de puesta en valor de las iglesias y conventos.

En pleno microcentro, el monasterio Santa Catalina de Siena está catalogado por la World Monuments Fund como “en peligro” junto a otros de Siria y Venecia.

Allí, donde vivieron las primeras monjas de clausura, se evitó una torre de 18 pisos que socavaría la estructura de adobe. Esta joya arquitectónica ofrece visitas guiadas y cuenta con un “barcito” en el patio colonial. Un pequeño cartel sobre San Martín invita al Centro de Atención Espiritual: “En medio del ruido, alguien te escucha”..

VER NOTA COMPLETA

“Un caso de “poder blando”: Un museo de Nueva York con un palacio de particular belleza quiso hacer una torre en el jardín. Una ONG, una protesta y el propio gobierno municipal lo convencieron de buscar otro diseño.” (Página12)

June 23rd, 2015 Comments off

 (…)

“Pero como todos los museos del mundo, de cualquier tipo, el Frick tiene problemas de espacio.

Con lo que hicieron lo obvio, llamar a una firma de arquitectura modernita, Davis Brody Bond, y pedirle un diseño. DBB simplemente eligió un lugar “vacío”, el jardín interno de la residencia, y diseño una torrecita de seis pisos de un modernismo inmitigado, vidrio y hormigón y aceros, de modo de crear “contraste” y evitar toda sospecha de “falso histórico”, lo que parece que ahora te condena a la hoguera. El diseño tenía toda la sanata que acompaña estos errores, desde la necesidad de crear “volúmenes blancos” para exhibir arte hasta la más turística de crear un jardín en altura con vistas a Central Park, que está enfrente. Lo que el estudio obvió es el efecto destructivo de una torre así surgiendo por encima del museo.

Es que la casa Frick es una impecable creación del arquitecto Thomas Hastings, un famoso especialista en residencias de gran elegancia, mejor calidad y estupendo dominio de los lenguajes y las proporciones clásicas. Por lo tanto, la Frick es un edificio más vale horizontal, con entradas y salidas en sus fachadas de piedra París, jardines internos y externos, arquerías y columnatas que hoy resulta un descanso visual en un barrio dominado por varios de los primeros rascacielos residenciales del mundo. Los renders del diseño de BDD hacen pensar en que un gigantesco mueble de archivo, una cajonera, hubiera aterrizado en medio del palacio. Es todavía peor que la extensión de nuestra Facultad de Medicina junto al palacio de la avenida Córdoba. Es como si le construyeron una torre en el jardín al palacio Errázuriz.

Con lo que apenas se conoció el proyecto se formó una ONG, Salvemos al Frick, que desde el inicio contó con nombres de primer orden como el arquitecto Robert Stern, la escultora Maya Lin y nada menos que tres ex directores de la Comisión de Patrimonio de Nueva York. Esto último es clave, porque los ex funcionarios recordaban ciertos documentos relacionados al museo, como su promesa de hace cuarenta años de nunca tocar el jardín interno, diseñado por el británico Russell Page, que fue hecha cuando se permitieron pequeñas modificaciones al edificio en 1977. La ONG fue ganando cada vez más apoyos de grupos como la Fundación del Paisaje Cultural –que hasta encontró un comunicado de prensa del propio Frick anunciando que el jardín era “permanente”– y la Sociedad Municipal de las Artes. La prensa especializada, que en Nueva York no elogia a todo el que le ponga un avisito, fue durísima con la mediocridad del proyecto y la idea de destruir “la joya” del jardín.

Los directivos del Frick prestaron atención porque tenían muy presente el caso de otro museo similar y vecino, el Whitney, que había anunciado hace unos años el proyecto de comprar varias casonas del barrio, semidemolerlas y construir una torres de cristal por atrás. El Whitney estuvo más de un año en tribunales combatiendo amparos y demandas de patrimonialistas y vecinos, una galleta legal costosísima que terminó desalentando la idea. La rendición fue incondicional.

Lo que terminó de convencer al Frick de dar marcha atrás, según The New York Times, fue una serie de charlas informales con la Comisión de Patrimonio. Aquí conviene señalar que esta institución municipal reúne al gobierno de la ciudad, instituciones públicas de arquitectura, patrimonialistas y especialistas en patrimonio cultural, con lo que es una instancia de diálogo en serio y no un par de funcionarios nombrados a dedo, como la nuestra. La Comisión le dio a entender al Frick que el proyecto no iba a ser aprobado y que mejor debía buscar alternativas.

Con lo que el museo anunció que suspendía la idea y que iba a buscar otras maneras de lograr lo que necesita, que es un cincuenta por ciento de espacio extra para exposiciones temporarias y un 24 por ciento más para su acervo de obras de Greco, Degas, Manet y Renoir, entre otras perlitas. Extraoficialmente, el museo admitió que hasta recibió varios memos y dibujos de arquitectos preocupados ofreciendo alternativas que no implicaran algo tan feo y violento como la torre en el jardín. Como no hay apuro –el plan era empezar a construir en 2017– se pueden manejar alternativas que van desde cavar hasta readministrar el espacio actual con más eficiencia.

La lección para los porteños es una de convicción y gentil firmeza completamente ausente en nuestro ineficiente gobierno municipal. Las administraciones anteriores al PRO contestaban “no hay leyes que nos permitan pararlos” con ojos de ternura. Los macristas contestan lo mismo, con ojos duros, de contador de empresa constructora. Que en Nueva York, nada menos que Nueva York, se pueda usar el poder “blando” del estado municipal para detener una barbaridad demuestra que es posible hasta en esta Buenos Aires.”

VER NOTA COMPLETA

Petitorio para una Ley de protección al Convento de Las Victorias

November 14th, 2014 Comments off

Comunicado de Prensa: El Convento de Las Victorias, escenario de la Revolución del Parque, otra vez en riesgo.

November 14th, 2014 Comments off

El Convento de Las Victorias, escenario de la Revolución del Parque, otra vez en riesgo.

 

Por falta de tratamiento del proyecto de Ley para su preservación podría construirse un edificio de oficinas sobre el convento centenario. Vecinos juntas firmas para acelerar su tratamiento.

 

Buenos Aires, 14 de Noviembre de 2014. El Convento de Las Victorias situado en la esquina de Paraguay y Libertad se encuentra nuevamente en riesgo. El proyecto de Ley presentado en 2008 para su catalogación como patrimonio de la ciudad, aún no fue votado en segunda lectura. Por lo tanto, el edificio podría perder su protección preventiva si no se trata en el recinto antes de fin de año.

Convento Las Victorias Télam Modificado

Foto: Télam, En verde, Capilla en riesgo de Demolición. En Verde; Parroquia de Las Victorias.

La protección preventiva es la única protección legal que posee este edificio neogótico que fuera escenario de la Revolución del Parque y en cuya Iglesia se realizó la boda Borges-Millán.

El proyecto de ley está fundamentado en un dictamen favorable del Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP) dependiente del Ministerio de Desarrollo Urbano, en el que el organismo recomienda que, por su valor histórico, urbanístico, arquitectónico y artístico, el Convento de Las Victorias debe ser catalogado con un nivel de protección estructural.

Muchos edificios se encuentran en la misma situación de precariedad legal. Sin embargo, el Convento de Las Victorias se halla amenazado por un permiso de demolición parcial y construcción de obra de una torre de 8 pisos para oficinas comerciales y 2 subsuelos de cocheras sobre la Capilla de Libertad 870.

A pesar de que este permiso fue anulado por una presentación en la Justicia, es necesario que la Legislatura se expida para lograr la protección firme de todo el lote y evitar intervenciones desafortunadas en el futuro. Además, los vecinos están juntando firmas a través de un petitorio para acelerar el tratamiento del proyecto de Ley. (Ver Petitorio) 

El reclamo ante la Justicia:

La comunera Edith Oviedo conjuntamente con Basta de Demoler presentaron un recurso de amparo por considerar que el permiso otorgado no se ajusta a la normativa de edificios Catalogados del Código de Planeamiento Urbano, tal como lo prevé el proyecto de Ley para su catalogación estructural presentado con anterioridad en la Legislatura.

En mayo de 2014, la Cámara de Apelaciones confirmó la medida cautelar que establecía: “se impida la demolición del inmueble ubicado en la calle Libertad 870 (Capilla de la Iglesia de las Victorias)” y ordena rechazar “cualquier proyecto de construcción que pueda afectar a este paisaje urbano y el valor histórico que representa, en referencia a la construcción de una torre de 8 pisos para oficinas comerciales y 2 subsuelos de cocheras que se proyecta erigir donde actualmente se encuentra el convento y la capilla”.

Según el Fallo de la Cámara; “La demolición y/o nueva construcción –aún cuando se preserve la fachada- afectarían, además del patrimonio cultural de Buenos Aires, el paisaje y las vistas urbanas e impactaría en forma sustancial la dinámica de la zona, generando un impacto ambiental de gravedad severa que entendemos no ha sido previsto.”

Antecedentes

 

En el fallo se destaca que en 2008 se incorporó el inmueble (conjunto de iglesia, capilla y convento), con carácter preventivo, al catálogo de inmuebles patrimoniales de la Ciudad y que, ante la presentación de un proyecto de demolición y obra nueva por parte de sus propietarios, la Congregación del Santísimo Redentor, el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales resolvió que “las obras propuestas no se ajustan a los parámetros de la normativa para edificios Catalogados con Nivel de Protección Estructural”.

En Riesgo: Capilla Las Victorias, Libertad 870 .Foto: Página12

Foto: Detalle de Fachada de la Capilla de Libertad 870

Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Urbano otorgó posteriormente un permiso de obra que permite la demolición de los edificios mencionados y habilita la construcción de una torre. Por orden de la Justicia las obras están detenidas, y continuarán en este estado hasta que se falle sobre la cuestión de fondo.

Hasta el momento, se encuentra desmantelados los interiores de la capilla y la biblioteca y no se comenzó con la demolición debido a la medida cautelar.

Las vicotorias web

Foto: La demolición de la Capilla.

Asimismo, el fallo persigue que se ordene rechazar “cualquier proyecto de construcción presente o futuro que pueda afectar a este paisaje urbano y el valor histórico que representa, como el levantamiento de una torre que se proyecta erigir donde actualmente se encuentran la Capilla y el Convento de las Victorias, ya que ello, además, pondría en peligro y afectaría directamente los edificios linderos ubicados en Paraguay 1204 y Paraguay 1252, los cuales se encuentran catalogados por el GCBA con protección ‘estructural’ y ‘protección cautelar’, respectivamente”.

“La demolición y/o nueva construcción –aún cuando se preserve la fachada- afectarían, además del patrimonio cultural de Buenos Aires, el paisaje y las vistas urbanas e impactaría en forma sustancial la dinámica de la zona, generando un impacto ambiental de gravedad severa que entendemos no ha sido previsto.

El Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP) acordó asignarle protección estructural (14/10/2008) y sugirió su inclusión en el “Listado de Inmuebles Catalogados Singulares de la Ciudad de Buenos Aires” por poseer el edificio valor histórico, urbanístico, arquitectónico, artístico y singular

El dictamen sostiene que “esta pieza es un hito que sin dudas posee un valor singular dado por la significación de su implantación, la compleja y armónica estilística que lo convierte en un ejemplo atípico de la arquitectura religiosa de la ciudad y el origen histórico que se remonta a fines del siglo XIX”.

 

COMUNICADO DE BASTA DE DEMOLER La Cámara de Apelaciones confirmó la medida cautelar para Las Victorias.

May 7th, 2014 Comments off

De esta manera, se rechaza la apelación presentada por el GCABA y la congregación de los redentoristas. Las obras de demolición de la capilla y parte del convento seguirán detenidas.

 Convento Las Victorias Télam Modificado

Render Las Victorias

Bs.As, 7 de mayo de 2014. La Cámara de Apelaciones confirmó la medida cautelar que ordena “se impida la demolición del inmueble ubicado en la calle Libertad 870 (Capilla de la Iglesia de las Victorias) de esta Ciudad” y ordena rechazar cualquier proyecto de construcción pueda afectar a este paisaje urbano y el valor histórico que representa, en referencia a la construcción de una torre de 8 pisos para oficinas comerciales y 2 subsuelos de cocheras que se proyecta erigir donde actualmente se encuentra el convento y la capilla.

La medida cautelar había sido solicitada por la ONG Basta de Demoler, ante el comienzo obras de demolición de la capilla y biblioteca, siendo que el conjunto edilicio está protegido mediante su inclusión en el Catálogo de Inmuebles Patrimoniales.

Vista Las Victorias

 

 

Antecedentes

En el fallo se destaca que en 2008 se incorporó el inmueble (conjunto de iglesia, capilla y convento), con carácter preventivo, al catálogo de inmuebles patrimoniales de la Ciudad; y que ante la presentación de un proyecto de demolición y obra nueva por parte de sus propietarios, la Congregación del Santísimo Redentor, el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales resolvió que “las obras propuestas no se ajustan a los parámetros de la normativa para edificios Catalogados con Nivel de protección Estructural”.

Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Urbano otorgó posteriormente un permiso de obra que permite la demolición de los edificios mencionados y torre de habilita la construcción de una r; por orden de la Justicia las obras están detenidas, y continuarán en este estado hasta que se falle sobre la cuestión de fondo.

Las victorias web vereda

Hasta el momento, se encuentra desmantelados los interiores de la capilla y la biblioteca, y no se comenzó con la demolición debido a la medida cautelar.

Asimismo, el fallo persigue que se ordene rechazar “cualquier proyecto de construcción presente o futuro que pueda afectar a este paisaje urbano y el valor histórico que representa, como el levantamiento de una torre que se proyecta erigir donde actualmente se encuentran la Capilla y el Convento de las Victorias, ya que ello, además, pondría en peligro y afectaría directamente los edificios linderos ubicados en Paraguay 1204 y Paraguay 1252, los cuales se encuentran catalogados por el GCBA con protección ‘estructural’ y ‘protección cautelar’, respectivamente”.

“La demolición y/o nueva construcción –aún cuando se preserve la fachada- afectarían, además del patrimonio cultural de Buenos Aires, el paisaje y las vistas urbanas e impactaría en forma sustancial la dinámica de la zona, generando un impacto ambiental de gravedad severa que entendemos no ha sido previsto.

El dictamen del Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales – CAAP-

El Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP) acordó asignarle protección estructural (14/10/2008) y sugirió su inclusión en el “Listado de Inmuebles Catalogados Singulares de la Ciudad de Buenos Aires” por poseer el edificio valor histórico, urbanístico, arquitectónico, artístico y singular

El dictamen sostiene que “esta pieza es un hito que sin dudas posee un valor singular dado por la significación de su implantación, la compleja y armónica estilística que lo convierte en un ejemplo atípico de la arquitectura religiosa de la ciudad y el origen histórico que se remonta a fines del siglo XIX”.

 

RESOLUCION COMPLETA

Read more…

La demolición del “Almacén de Alonso”, parte del plan de destrucción del patrimonio porteño. (Télam)

January 18th, 2014 Comments off

La demolición del “Almacén de Alonso”, un sitio histórico del barrio porteño de Floresta, es un ejemplo de un plan de destrucción de decenas de edificios que son patrimonio de la historia de la Ciudad de Buenos Aires en pos del negocio inmobiliario, aseguraron organizaciones sociales y efectores judiciales.

“Hay tres formas en las que el Gobierno porteño está procediendo en referencia a estos edificios en peligro: una es la autorización de demolición ignorando la protección legal, otra es la vía de hecho que implica que no autoriza por escrito pero deja hacer y la tercera es ocultando los expedientes de obras”, precisó a Télam Cecilia González de los Santos, Defensora en lo Contencioso Administrativo y Tributario N°4 de la Ciudad de Buenos Aires.

La situación del “Almacén de Alonso”, ubicado en la esquina de San Nicolás y Aranguren es el más reciente ejemplo de esta política: “el 1º de octubre habíamos logrado una cautelar y dos días después un vecino nos alertó que el edificio había sido tirado abajo”.

VER NOTA COMPLETA

Read more…

Conferencia de Prensa: ONG denunciaron irregularidades sistemáticas en el otorgamiento de permisos de construcción.

September 27th, 2013 Comments off

ONGs vecinales denunciaron en conferencia de prensa irregularidades sistemáticas en el otorgamiento de permisos de construcción que benefician emprendimientos inmobiliarios.

 

 

 

Conferencia de Prensa: ONGs denuncian al Gobierno Porteño

September 25th, 2013 Comments off

Tras presentarse en la justicia, ONGs vecinales denunciarán en conferencia de prensa irregularidades sistemáticas en el otorgamiento de permisos de construcción que benefician emprendimientos inmobiliarios.

 

300px-Villa_Rocatagliata3Actual Villa Roccatagliata en Riesgo

Las organizaciones Basta de Demoler, ACAEC (Asociación Civil Amigos de la Estación Coghlan) y SOS Caballito convocan a una conferencia de prensa a realizarse el viernes 27 de septiembre, a las 14 hs, en la sala de conferencias de prensa de la legislatura de la CABA, (ingreso por la calle Hipólito Irigoyen), a raíz del fallo conocido el lunes, que dictó la medida cautelar en el caso Villa Roccatagliata.

 

El juez Lisandro Fastman, del juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 14 de la Ciudad, ordenó al Gobierno de la Ciudad y a Palacio Roccatagliata SA “que se abstengan de realizar y/o autorizar cualquier modificación, destrucción, demolición y/o acción que implique alguna alteración” del Palacio Roccatagliata y el predio en el que se ubica, en el barrio de Coghlan.

Villa RoccatagliattaProyecto Villa Roccatagliata

 

Las mencionadas ONG’s, junto con un grupo de vecinos de las comunas 12 y 13 presentaron el recurso de amparo patrocinados por la defensora pública oficial Dra. Cecilia González de los Santos de la defensoría nº 4.

 Render Las Victorias

Proyecto para Las Victorias

El objetivo de la convocatoria es ampliar la información sobre el caso, y denunciar la existencia de un mecanismo instalado en los organismos públicos del gobierno de la CABA, que  sistemáticamente otorga permisos de demolición y/o construcción violando las normativas vigentes.

 538929_10150789211611860_1134597890_n

Proyecto Santa Catalina de Siena

Estarán presentes la Dra. Cecilia González de los Santos de la defensoría nº 4 y el Defensor del Pueblo Adjunto, Gerardo Gómez Coronado. Se presentarán otros casos emblemáticos, y representativos de este accionar, como el Monasterio de Santa Catalina de Siena (Microcentro), Convento de las Victorias (Retiro), torres de IRSA en Colpayo y F. Vallese (Caballito) y el “ovni” de Avda. Caseros (Barracas).

futura_grisf55c30bcff5ac80bd3Proyecto Caseros 802

“Muchas obras del patrimonio histórico y cultural porteño han caído bajo la piqueta del “progreso” o corren riesgo de ser destruidas. Esto se da por una mezcla de especulación inmobiliaria y desidia.” (NoticiasUrbanas)

June 17th, 2013 No comments

El contrapunto, el choque urbano entre lo viejo y lo nuevo, esa marca contemporánea, suele reunir un casco histórico que se las arregla como puede para quedar detenido en el tiempo sin que lo reciente carcoma, como el ratón al queso, sus bases. La nueva ciudad que se levanta sobre la antigua suele destruirla cuando aparece el negocio inmobiliario, que va en alza, siempre para adelante, para arriba. De un tiempo a esta parte, muchas construcciones típicas de la Ciudad de Buenos Aires, como la última morada de Alfonsina Storni –antes del mar– o los subtes La Brugeoise que tanto revuelo causaron cuando a Mauricio Macri se le ocurrió modernizar –porque ese es el concepto que prima en este tipo de procesos– la Línea A de subterráneos, han pasado por la aplanadora de la simiente de lo alto: así, se elimina para erigir. Pero esto no es la leyenda del Ave Fénix, no tiene nada que ver con el resurgir desde las cenizas.

Son los vecinos y las ONG, por lo general, quienes se alarman y entonces alarman. Y hay veces que ciertos organismos de contralor público se hacen eco de las denuncias, como la Defensoría del Pueblo, y otras, en que algunos legisladores, lejos del compromiso con la fábrica de hacer chorizos de la construcción, hacen suya la defensa del valor patrimonial porteño. Es que se trata, sin más, de una cuestión de identidad, en la que las leyes 1.227, que define el patrimonio cultural de la Ciudad, y la 2.548, de Promoción Especial de Protección Patrimonial, entienden. O deberían. Por algo, a instancias de la lucha denodada de Basta de Demoler –el nombre de la organización lo define todo– desde el 22 de diciembre de 2011 rige, respecto a la situación de las obras en el Teatro Colón, por caso, una medida cautelar dictada por la doctora Andrea Danas, a cargo del juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad número 10. Para muestra basta una cautelar.

Es que la vía judicial en estos casos es el último recurso, y el más efectivo. O no tanto. Sea como fuere, el artículo 42 de la Constitución Nacional y la Ley nacional 16.986 de amparo, y su correlato porteño, la 2.145, contemplan esa situación. Pasa que la problemática se viraliza y, por el grado de conflictividad y representación de lo porteño, hay casos paradigmáticos. Vaya si los hay.

Hasta la victoria siempre

Daniel Moretti y Gabriela Etchepareborda, vecinos de la capilla y convento Nuestra Señora de las Victorias, de Paraguay y Libertad, cuentan: “La preocupación de los vecinos y las vecinas y nuestra lucha para evitar la destrucción del complejo de la Iglesia y Convento de las Victorias comenzó a mediados de junio de 2012, cuando nos enteramos de que se estaba proyectando una obra. Esto sucedió, casualmente, a través de los encargados de algunos de los edificios vecinos, quienes mantienen contacto con las personas que hacen tareas generales en la iglesia. Estas personas habían tenido acceso al plano de obra –impulsado por la propia Congregación de los Redentoristas desde 2008– e incluso se lo mostraron al encargado de nuestro edificio. Sin embargo, dijeron que tenían expresas instrucciones de las autoridades de la iglesia de no comentarlo con nadie, pero la información siempre se filtra. El proyecto prevé la demolición de la antigua capilla (primera parte del complejo, con entrada por Libertad 870) que es una amplia sección de la fachada, para construir un edificio de oficinas de ocho pisos con dos subsuelos de cocheras. También se construirían pisos de oficinas apoyados sobre la terraza del resto del convento (en una especie de L invertida), casi hasta llegar a la esquina con Paraguay. Meses después, cuando la iglesia hizo pública la obra, nos enteramos de que también se construiría otro edificio más alto hacia el interior de la manzana”.

La conclusión no se hace esperar: “Nos pareció una verdadera aberración. Este complejo histórico, verdadera joya arquitectónica neogótica que data del siglo XIX, fue escenario de la batalla de la Revolución del Parque que se desarrolló en la Plaza Libertad el 26 de julio de 1890, siendo la torre de las Victorias centro del fuego de la artillería. No solo forma parte de la identidad histórica y edilicia de nuestro barrio y de nuestra Ciudad, sino que claramente estamos hablando de un símbolo de nuestra historia nacional e hito fundamental de la democracia en nuestro país. Como siempre habíamos creído que por su valor patrimonial ese inmueble no podía dejar de tener protección, lo primero que hicimos fue averiguarlo. Allí descubrimos, accediendo al listado del Área de Protección Histórica de la página oficial del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que, efectivamente, el complejo contaba con protección de tipo ‘estructural’ en trámite. Esto, claramente, significa que no se puede llevar a cabo ningún tipo de remodelación que implique la modificación de su fachada y su volumen y, por supuesto, menos aún su demolición. El convento y la capilla, mientras tanto, comenzaron a ser vaciados de todos sus objetos de inapreciable valor, entre otros, la biblioteca, cuadros, muebles, además de haberse desmontado y retirado pisos de madera, escaleras y vigas, pese a que hasta esa fecha no había ningún cartel anunciando una obra. Todos veíamos cómo se trabajaba sigilosamente puertas adentro, sacando las cosas los fines de semana, incluso las vigas y tablones de pisos mediante poleas a través de las ventanas. Finalmente, trajeron al lugar camiones de mudanza de la empresa Verga Hnos. para terminar de vaciar el convento. A través del sitio en internet de esa empresa de mudanzas, que lo es también de remates, nos enteramos de que los objetos artísticos y los muebles de la capilla y el convento, que forman parte de nuestro patrimonio, habían sido rematados. Sabíamos que en breve comenzaría la demolición. A todo esto, las autoridades de la iglesia seguían sosteniendo y difundiendo que se trataba de una remodelación y puesta a punto”.

Moretti y Etchepareborda, finalmente, recuerdan: “A fines de febrero de este año se dictó la medida cautelar de no innovar sobre el estado del inmueble protegido. Esto significa que no se puede tocar el edificio ni dictar ningún acto administrativo que implique la modificación o demolición del mismo. Suponemos que seguramente el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la parroquia apelen y el caso vaya a la Cámara. También queda pendiente esperar que se resuelva la cuestión de fondo, que es la impugnación al acto administrativo del Gobierno de la Ciudad mediante el cual se autorizó la obra. Será también deseable recuperar los bienes patrimoniales que fueron vendidos. Es de vital importancia que, como están dadas las cosas, de manera urgente, se dicte la catalogación estructural definitiva de la totalidad del Complejo de Las Victorias. Mientras tanto, seguimos atentos al desarrollo de los acontecimientos, no solamente de este caso en particular sino de toda la problemática patrimonial. Sabemos que el patrimonio de nuestra Ciudad está en peligro y creemos que somos los ciudadanos y las ciudadanas los que tenemos que hacer todo lo posible para protegerlo”.

VER NOTA COMPLETA

Reflexión sobre proyectos del gobierno nacional y el gobierno de la ciudad de Buenos Aires para limitar medidas cautelares

April 23rd, 2013 No comments

Celebro el fallo de la Justicia en el cual se hizo lugar a la medida cautelar solicitada por la organización no gubernamental Basta de Demoler por la cual se prohíbe el comienzo de cualquier tipo de obra ubicada en el predio contiguo al Monasterio de Santa Catalina de Siena.

De la lectura del dictamen pueden extraerse lecciones, reflexiones y conclusiones que espero sean tenidas en cuenta por las autoridades, de las cuales una es fundamental: no suprimir los recursos de amparo ni las medidas cautelares, por la importancia que revisten para la defensa de los derechos de los ciudadanos.  Vale como
ejemplo la excelente carta del lector Santiago Pusso publicada en LA NACION el sábado 6 del actual.

Con esas medidas y recursos se ha logrado preservar temporariamente el Teatro del Picadero y el Convento de las Victorias, para señalar sólo dos ejemplos, que esperamos que, al igual que en el caso de Santa Catalina de Siena, sean confirmados por la Justicia.

Sin perjuicio de ello, observamos con preocupación los distintos proyectos que las autoridades nacionales (de público conocimiento) y las del gobierno de la ciudad de Buenos Aires (proyecto presentado por Cristian Ritondo) quieren llevar adelante, vulnerando claros principios constitucionales.
 
Daniel J. Moretti
DNI 10.424.608