Demoliendo el Cementerio de la Recoleta

Un acto de barbarie

“El gobierno porteño destrozó a martillazos la escalinata de entrada del cementerio de Recoleta para hacer una rampa. Y a nadie se le ocurrió rescatar los muy valiosos —monetariamente— escalones de Carrara. Mientras, en Devoto arranca otra guerra por los adoquines.”

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.