DESMANTELAN LA FARMACIA “STELLA MARIS”

December 14th, 2009 Leave a comment Go to comments

 

Información actualizada al 17 de diciembre

Información desde la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

El legislador Patricio Di Stefano (PRO) nos informa que ayer miércoles 16 de diciembre, presentó un proyecto de “Declaración como bien integrante del patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires a la boisserie, vitrales y mobiliario de la Farmacia Stella Maris”, en los términos de la Ley 1227 de Patrimonio.

Por otra parte, asesores de la ex-diputada Teresa de Anchorena (anterior presidenta de la Comisión Especial de Patrimonio Arquitectónico y Paisajístico de la Legislatura) nos informan sobre un proyecto de “Declaración de Sitio Histórico” de cinco farmacias, entre las cuales está incluida “Sella Maris”, que fue presentado antes de entrar en receso la Legislatura (10 de diciembre).

La antigua farmacia, ubicada en Moreno 2299, habría sido fundada por Tomás Perón (abuelo del Gral. Perón), y conservaba casi íntegramente su mobiliario y decoración estilo “Art Nouveau”; tanto es así que este testimonio vivo de la memoria de Buenos Aires ha sido distinguido por el Museo de la Ciudad en 1986.

En estos momentos, sus valiosos muebles están a la venta y ya han comenzado a ser desmantelados.

 

REPERCUSIONES EN LOS MEDIOS

ELARGENTINO.COM PERFIL.COM CRITICADIGITAL.COM LANACION.COM.AR

Leer más en el blog de Secretos de Buenos Aires

  1. December 16th, 2009 at 23:02 | #1

    Es típico de los argentinos demoler, desvalorizar, deshacerse como si nada y sin el más mínimo prurito de todo aquello que signifique bienes culturales, edilicios, naturales, etcétera. En este caso, la farmacia Stella Maris era una reliquia por donde se la mirara. En 2007, buscando tesoros urbanos, tuve la oportunidad de fotografiarla y de charlar con sus farmaceúticos. Recuerdo que don Mario Schitter, su dueño, ya era muy mayor y siempre permanecía en la parte trasera del local (justo detrás del espectacular mueble que se observa en la segunda fotografía) hasta que algún cliente entrara, momento en el que se acercaba rápidamente al mostrador para atenderlo. Se notaba a flor de piel su pasión por la farmacia. Ramón, su colega, fue quien me contó un poco la reseña del lugar y también la de don Mario. Tiempo después, la farmacia comenzó a cerrar algunos días, hasta que la persiana no se levantó más. Un día me crucé en la calle con Ramón y me confirmó su cierre definitivo. La familia de don Mario no quería seguir con el negocio. Lamentablemente, la farmacia tampoco fue catalogada como patrimonio o museo por los distintos gobiernos de la ciudad que llegaron al poder, lo que le hubiera previsto un mejor destino. Digo esto porque, hace unos días, la tristeza fue enorme cuando vi un cartel en la puerta de la farmacia que decía “FERIA AMERICANA”. Mucho más al ingresar y ver cómo entre la semioscuridad del local estaban desarmando los muebles (impresionantes trabajos de ebanistas del siglo pasado) y cómo entre viejos frascos de botica también se vendía ropa hindú. Lo primero que se me vino a la mente fue la imagen de don Mario, para quien la farmacia -según sus propias palabras- era su vida. Entonces, la pena fue enorme. Ante tanta desolación, sólo me cabe una esperanza: ojalá que algún día aprendamos a valorar el paso del tiempo no sólo en las cosas materiales, sino también ese paso de los años que se aloja en cada historia personal.

    Andrea Amor
    http://www.secretosdebuenosaires.com/2007/08/farmacia-stella-maris-pichincha-y.html

  2. Patricia
    December 20th, 2009 at 00:52 | #2

    Qué nos pasa?????? Cómo podemos ser tan egoístas, ignorantes, desaprensivos, tan bestias…..Estoy indignada….

  1. December 3rd, 2010 at 00:40 | #1