Home > Ámbito Judicial, Casa Suiza, Comunicado de Basta de Demoler, Ley 1227, de Protección al Patrimonio Cultural, Ley 2548, de Promoción Especial del Patrimonio Arquitectónico > COMUNICADO DE PRENSA: Casa Suiza, el último edificio que queda vinculado a la cultura afroporteña será demolido.

COMUNICADO DE PRENSA: Casa Suiza, el último edificio que queda vinculado a la cultura afroporteña será demolido.

February 13th, 2015

COMUNICADO DE PRENSA:

Casa Suiza:

El último edificio vinculado a la cultura afroporteña será demolido.

Se trata de la Casa Suiza cuya demolición había sido detenida por una medida cautelar solicitada por vecinos y apoyada por la Asociación Misibamba y Basta de Demoler.

 

Buenos Aires, Viernes 13 de Febrero de 2015. La semana próxima, se reanudarán los trabajos de demolición del inmueble Casa Suiza tras el revés judicial en el amparo para frenar las obras y luego de que el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales, dependiente del Ministerio de Desarrollo Urbano del GCBA, desestimase el valor patrimonial del edificio.

La demolición del inmueble de Rodríguez Peña 254 es una gran pérdida para el patrimonio intangible de los porteños. Según declaró en una manifestación el antropólogo Pablo Cirio, quien representa a la Asociación Misibamba de la comunidad afroargentina de Buenos Aires; “Estamos festejando y reclamando por la preservación de este lugar, que es el último edificio que queda vinculado con la cultura afroporteña”

El valor histórico de la “Casa Suiza”

La Casa Suiza, propiedad de la Sociedad Filantrópica Suiza, fue fundada en 1861. Además de la actuación de prominentes artistas, como el dúo Gardel-Razzano, Sandro, Hermética y Patricio Rey, desde fines de los ’20 hasta 1978 fue ininterrumpidamente alquilada por el Shimmy Club, una asociación de afroporteños del tronco colonial fundada en 1882 por Alfredo Núñez para realizar sus bailes de carnaval, los cuales duraban 8 noches.

shimmy_flyer

El Shimmy Club fue la institución afroporteña más emblemática del siglo XX y aún hoy es recuerdo vivo en todo afroporteño mayor de 40 años de edad. Además de actuar en el salón principal orquestas de tango, como la dirigida por los afropoteños Enrique Maciel y Tomás Santillán, actuaban grupos de jazz y de música tropical (según las épocas).

Al mismo tiempo, en el subsuelo de la Casa Suiza funcionaba el bufé y tenía ocasión la práctica espontánea del candombe porteño y la rumba abierta (versión local de la rumba cubana) donde cada familia tenía una mesa asignada y llevaba sus tambores. Sobre el cierre de cada noche de carnaval, todos salían en comparsa candombera por Rodríguez Peña hasta la avenida Corrientes y, por ésta, hasta el Bar Ramos (esquina con Montevideo) cantando canciones como ésta:

 Miralá qué linda viene,

miralá qué linda va,

la comparsa de los negros

que se va y no vuelve más.

La Casa Suiza es el último baluarte material e inmaterial de la ciudad directamente vinculado a los afroporteños, grupo no sólo preexistente a la nación sino presente desde la misma fundación de Buenos Aires. Paradójicamente los menos conocidos de nuestra identidad.

Comments are closed.