Vecinos y comerciantes se quejan de la caída de mampostería de la fachada del local de Rivadavia y Callao; una ley aprobó su expropiación y restauración, pero el trámite administrativo está estancado

VER NOTA COMPLETA