Ante la negativa del PRO de renovar las leyes que protegen los edificios históricos, las ONG pedirán hoy que un juez prohíba demoler edificios anteriores a 1941 hasta que la Ciudad termine un muy demorado catálogo.

Las principales organizaciones de defensa del patrimonio edificado presentarán hoy ante la Justicia porteña un amparo para frenar la destrucción de edificios anteriores a 1941. La movida judicial es en respuesta a la negativa del oficialismo en la Legislatura de renovar la ley 3056, que crea un procedimiento especial para demoler esos edificios. Junto a proyectos de ley presentados la semana pasada, el amparo es un intento de frenar lo que están llamando un “verano de la piqueta”.

El amparo será presentado hoy por Basta de Demoler, la Fundación Ciudad, Proteger Barracas, SOS Caballito, ProtoComuna Caballito y Salvar Floresta, con el apoyo de una veintena de organizaciones barriales y culturales. El objetivo es pedir a la Justicia que congele toda demolición hasta que la Ciudad cumpla el mandato de la ley porteña 1227. La norma, que es la ley marco de manejo del patrimonio de Buenos Aires, ordena al Ejecutivo que realice un catálogo general de edificios representativos culturalmente, históricos, simbólicos por su uso o asociación con la memoria barrial y de valor arquitectónico.

VER NOTA COMPLETA