“Demoliciones” es el nombre del último disco de Antonio Birabent. El décimo en su trayectoria como músico y compositor.
Casualmente, si es que las casualidades existen, en una de sus caminatas por Buenos Aires le llamó la atención un cartel: “Basta de demoler” decía en la pared y no dudó en averiguar de que se trataba.
Es así, como Birabent se contactó con nosotros para ofrecer su letra y música, su voz y su participación a esta lucha por la conservación del patrimonio cultural y la identidad propia de Buenos Aires.

En una amena charla, en el living de su casa, nos contó su motivación de ser parte y decir con nosotros basta de demoler.
“Siempre pensé que las demoliciones físicas son metáforas de las demoliciones espirituales”. Cuando supe del grupo, por una pintada en la calle Montevideo, sentí que yo con la música podía apoyar la idea, que para mi es una idea mucho más general que la puramente edilicia”, explicó mate amargo de por medio.
Me contacté con el grupo, porque considero que detrás de las demoliciones de los edificios se esconde una brutalidad, una perdida de memoria y una sensación de poco respeto entre nosotros.
Que construyan edificios está muy bien, afirmó, el problema es que destruyan edificios que representan algo importante para nosotros. “Me parece que hay mucha gente que entiende la construcción desde otro lugar. Pero yo creo que hay otra manera de construir y esa construcción puede ser una construcción respetuosa de las cosas que pasaron”.
Para el músico, luchar contra las demoliciones físicas encierra algo clave, como es el rescate de la memoria. “Es la sensación de estar atento frente a lo que pasó para que no vuelva a pasar, entonces, si destruimos la memoria estamos de vuelta en cero “.
Con la sensibilidad a flor de piel, Birabent, camina por las calles de Buenos Aires consustanciado con el entorno, observando y receptando lo que la ciudad y su gente tienen para decir. Para él esta lucha debe ser considerada en sentido global “Una lucha en contra de la brutalidad, la ilegalidad y la falta de espíritu humano entre nosotros. Si a raíz de éste movimiento se logra concientizar a una persona más, ya es importante”, dijo y se ofreció a tocar sus canciones en vivo en una intervención urbana que Basta de demoler llevará a cabo el domingo 18 de noviembre a las 19 hs. en Montevideo 1250, a la que desde ya están todos invitados. Porque que seguimos sosteniendo que “construir no significa destruir”.