El monumento a Cristobal ColA?n fue donado por la colectividad italiana residente en nuestro paA�s para la celebraciA?n del Centenario de la RevoluciA?n de Mayo. Fue realizado por el escultor Arnaldo Zocchi (1862-1940). Por Ley NA? 5105 del 26 de agosto de 1907A� se aceptA?A� la donaciA?n y fue inaugurado en la plazaA� que lleva su nombre, reciA�n el 15 de junio de 1921; el retraso se debiA?, entre otros motivos, a la primera guerra mundial.

Desde lo simbA?lico, la obra permite conocer a travA�s de susA� grupos escultA?ricos el hecho histA?rico del descubrimiento de AmA�rica. Cristobal ColA?n estA?A� representado en actitud de observar el oceano, su vista fija en el horizonte que rememora las rutas que un dia navegA?.

A�La comunidad italiana nos legA?A� ademA?s, como parte del mismo, una cripta ubicadaA� bajo la estatua, un museo testimonial de laA� presencia latinaA� en la cultura americana, desde la llegada del a�?primer inmigrante italiano a las AmA�ricasa�?. En su interior se guardan varios objetos donados por Italia a la Argentina como el de GA�nova – un cofre con un ladrillo de la casa natal de ColA?n a�� y el de Roma -un bloque de mA?rmol labrado extraA�do del monte Palatino -.

Desde lo tA�cnico, estA?A� conformado por unas 623 toneladas de bloques de mA?rmol de Carrara y la estatua de ColA?n fue colocada sobre un alto basamento de mas de 20 metros de altura.A� La complejidad del monumento hace que los expertos preservacionistas consideren riesgosA�simo el traslado del monumento, mucho menos a una ciudad balnearia como Mar del Plata, exponiA�ndolo al ambiente marino altamente agresivo para los materialesA� de construcciA?n incluido el mA?rmol.

En cuanto al espacio verde en que se halla ubicado el monumento – A?rea posterior de la Casa de Gobierno- fue proyectado y construido por Carlos Thays como parte del Paseo de Julio. La plaza ColA?n recibiA? ese nombre por Ordenanza del 28 de noviembre de 1894 y fue inaugurada en 1904. En 1911 se construyeron las terrazas y escalinatas que otrora ordenaban el sector hacia el rA�o. En 1921 se terminA? el arreglo de jardinerA�a proyectado por Eugenio Carrasco y Francisco Lavecchia para recibir la estatua.

Los monumentos entablan con su entorno y con el habitante de la ciudad una red de relaciones tangibles e intangibles, a travA�s del devenir urbano, la memoria y la historia de cada uno de nosotros. En este caso se creA?A� un espacio simbA?lico A�talo-argentino en la uniA?n de la arquitectura a�?italianizantea�? de la Casa de Gobierno de la NaciA?n Argentina, realizada por el arquitecto italiano Francisco Tamburini y el monumento conmemorativo de Italia a la Argentina de Zocchi.

Desde lo legal el monumento es propiedad de la ciudad de Buenos Aires, como consta en el archivo de Monumentos y Obras de Arte del Gobierno de la Ciudad AutA?noma de Buenos Aires.

CreemosA� que es muyA� merecidoA� el homenaje a una mujer de trascendencia nacional comoA� la generala Juana Azurduy y agradecemos el aporte del gobierno boliviano para su realizaciA?n, pero el recibir un nuevo monumento de otra colectividadA� no puede empaA�arse con el hecho de volver invisible la donaciA?n de la comunidad italiana.

A?Salvemos las Estatuas! promueve el cuidado y respeto por el patrimonio escultA?rico heredado asA� como la integraciA?n de nuevos monumentos respetando el diA?logo simbA?lico que entablan estas obras entre sA� en el espacio pA?blico a travA�s de la historia.

MA?s informaciA?n en:

Lisinopril 30 mg price
http://salvemoslasestatuas.blogspot.com.ar/