El destino de los vagones de madera belgas de la LA�nea A, que languidecen en las poco interesadas manos de la empresa de subtes porteA�a, sigue siendo materia de debate. Esta semana se reuniA? la ComisiA?n de Cultura con la de Obras PA?blicas para tratar nada menos que cuatro proyectos sobre estos trenes, de los diputados AnA�bal Ibarra, MarA�a JosA� Lubertino, Rafael Gentilli/MarA�a Rachid y Julio Raffo. Las ideas van de preservar los vagones y volver a usarlos, a guardar algunos de muestra y vender los demA?s. Peligrosamente, circula un proyecto a�?de consensoa�? que incluye esta posibilidad.

El menjunje arranca bien, ordenando conservar los vagones y ratificando que son parte del patrimonio cultural de la Ciudad en la categorA�a de a�?colecciones y objetosa�?, segA?n la Ley 1227. Sigue bien, ordenando que se siga usando a�?la mayor cantidad posiblea�? de los coches, aunque a�?fuera del horario comerciala�?, adaptados y puestos en valor. Hasta se ordena que se regale uno al gobierno de BA�lgica y otro a la CGT belga con sendas placas de agradecimiento de los porteA�os a la calidad del producto.

Luego viene una excesiva generosidad con lo nuestro. Es que el proyecto permite donar vagones en comodato a museos, organizaciones sin fines de lucro y organismos porteA�os, siempre y cuando prometan mantenerlos y dar acceso al pA?blico. Pero tambiA�n se permiten las a�?cesiones onerosasa�?, que es la frase en burocratA�s para decir a�?ventaa�? de los vagones, a museos privados del paA�s y del extranjero. A?Y quiA�n estA? cargo de todo esto? Sbase, la misma empresa porteA�a que armA? todo este lA�o.

Price of xeloda 500 mg VER NOTA COMPLETA