Buenos Aires, 19 de marzo. La Asociación Basta de Demoler envió una carta al Jefe de Gobierno de la CABA manifestando su preocupación por el daño que podrían sufrir los edificios históricos aledaños al recorrido de la próxima carrera de TC2000, a realizarse el día 1° de abril.

En la carta se menciona la intervención de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos y la Defensoría del Pueblo, que advierten que no se han tomado los recaudos necesarios para el resguardo de los monumentos históricos.

La carrera, cuyo desarrollo coincide con la celebración religiosa de Domingo de Ramos, pasará justo por el costado y frente de la catedral Metropolitana (construida entre 1758 y 1823 aproximadamente), en pleno Casco Histórico, y de decenas de edificios históricos que podrían sufrir daños por las vibraciones sonoras del rugir de los motores.

Entre otros edificios, además de la Catedral, se encuentran en el recorrido o próximo a él, el Cabildo (año 1725), la Casa Rosada  (finalizada en 1898), la Iglesia de San Ignacio (año 1712, dañada por las vibraciones de colectivos y actualmente en proceso de restauración), la Manzana de las Luces (año 1730), la Jefatura de Gobierno porteño, la Legislatura, la Casa de Cultura (ex edificio La Prensa), el Colegio Nacional de Buenos Aires y otros.

Según se difundió en medios periodísticos, no se han realizado los estudios de impacto ambiental pertinentes, ni se han realizado estudios particularizados para el resguardo de los monumentos y edificios históricos.

Las vibraciones sonoras podrían producir daños a las estructuras, fachadas y vitrales de los monumentos.