Una de las tres casonas históricas más antiguas de las barrancas de San Isidro, corre peligro de ser demolida: avanza un proyecto inmobiliario que implica su demolición y la destrucción de la añosa arboleda del parque diseñado por Carlos Thays.
La residencia perteneció a Orlando Williams, el “intendente plantador” que sembró el arbolado sobre Av. Del Libertador.

Los vecinos se oponen y se organizan para protegerla.