La casa de Concordia 71 es un claro ejemplo de la locura que se vive en Floresta y que hasta el CAAP denuncia, como se cuenta en la nota principal. Aprovechando el feriado largo de fin de año, la casa comenzó a ser demolida arrancando de madrugada. Para este 2013 apenas estrenado, ya no quedaba nada. Curioso: el Consejo votó su nota el 18 de diciembre, un par de semanas antes de la piqueta, pidiendo justamente que se controle este tipo de cosas. Pero se ve que los tiempos de la administración Macri no son tan veloces, ni tan eficientes, ni tan duchos.

VER NOTA COMPLETA